Facebook Twitter Google +1     Admin

Vargas LLosa decia de Cortázar

20071227103441-llosa3-1-.jpg

Cortázar vive en el barrio 15 de Paris, en una casita angosta y alta como él, atestada de libros, cuadros y curiosos objetos que ha fabricado él mismo o ha recogido por el mundo.

Frente a su escritorio, en una especie de pizarrón, prendidos con alfileres como mariposas, hay una antología de lo insólito cotidiano (Recortes de periódicos, postales, inverosímiles avisos publicitarios, etc.) que siempre se renueva y está al día. Espíritu extraordinariamente alerta para todo lo que denuncie en el hombre una dimensión maravillosa. Cortázar es también un observador muy certero de esa realidad inmediata que se compone de gestos y palabras banales, de actos triviales sin consistencia. En sus libros esas dos caras de la vida se funden como una moneda.Pero él no cree que la vida sea "divisible". 

Extraído del diario Expreso, Lima, 7/11/65

27/12/2007 04:38 Griselda Zabala #. LITERATURA

Comentarios » Ir a formulario

proyectorayuela

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)