Facebook Twitter Google +1     Admin

(sin título)

Contempla este pequeño

tósigo, don de todo lo que vive,

y tan común como desconocido,

cuyo nombre es amor.

 

No tenerlo es miseria

y tenerlo es herida.

Sólo -si acaso- el paraíso

se hallará equivalente.

 

Emily Dickinson, Mssachusetts, Estados Unidos, 1830-1886).

12/05/2009 22:47 Augusto #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

proyectorayuela

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)