Facebook Twitter Google +1     Admin

Dia de los Parques Nacionales

20101106042604-parque-nacional.jpg

Día de los Parques Nacionales – 6 de Noviembre

 

Hace poco más de cien años atrás, el explorador, geólogo y perito, Francisco P. Moreno, donaba al Estado Nacional tres leguas cuadradas de terreno natural, dando origen a uno de los principales Parques Nacionales latinoamericanos de su época.

 A lo largo de su vida, Francisco Moreno se comprometió profundamente con los diferentes intereses de la República e impregnó gran parte de sus proyectos con fundamentales valores nacionales.

Luego de encabezar la determinación de los límites fronterizos con Chile, establecía por medio de una carta dirigida a Julio A. Roca, la donación de un porcentaje de la extensión de tierras que se les atribuía por sus 22 años de continuo labor ad honorem, con el objeto de preservar su fisonomía natural y evitar las concesiones que puedan poner en riesgo su estabilidad y la de las poblaciones humanas que se desarrollan en ellas.

En la actualidad, se encuentran registrados bajo preservación unos 34 Parques Nacionales que abarcan unas 4 millones de hectáreas a largo de todo el territorio Argentino. Cada Parque presenta un sistema natural y una biodiversidad autóctona específica y única, en las cuales podemos llegar a encontrar una infinidad de recursos sociales y científicos que hasta el momento no hemos podido replicar de manera sintética.

La existencia de los Parques y Reservas Naturales no tendría lugar en la realidad si no fuese por la falta de conciencia con la que se lleva adelante gran parte del desarrollo industrial y económico de la humidad. Nos olvidamos que todos estos recursos son finitos, no renovables y altamente dependientes de sensibles parámetros ambientales vitales para su normal desenvolvimiento en la naturaleza.

Por otro lado, la correcta funcionalidad de los mismos no nos asegura la preservación ni la mantención en óptimas condiciones de los biomas naturales, ya que deben estar acoplados a todo un sistema político y social consciente de la magnitud de sus movimientos. Si se sigue permitiendo los avances desmedidos de la barrera agrónoma, si no se controla ni regula los descartes nocivos industriales o domésticos a todo tipo de cuenca hídrica, si permitimos que continúe de manera creciente la degradación de las tierras, no bastará tener ni siquiera mil parques o reservas naturales para tener un medio ambiente saludable que puedan disfrutar las nuevas generaciones.

Durante la primera semana de Octubre, la Organización de las Naciones Unidas por medio de su secretaría de Agricultura y Alimentación (FAO), ha llevado a cabo en Roma, Italia, una nueva sesión del Comité Forestal en la que los diferentes representantes de estados y organizaciones civiles tuvieron la oportunidad de debatir sobre la interacción entre los complejos forestales, los recursos hídricos y el Cambio Climático. Sin desviar la atención de los Parques Nacionales como eje fundamental de éstas líneas nos interesa compartir algunas de las conclusiones resultantes de los debates.

Un novedoso concepto, que fue recurrentemente nombrado durante la sesión, fue la sanidad forestal; aplicable a los Parques Nacionales como a cualquier otro sistema natural conformado por árboles, la definición, generalizada en pocas palabras, hace referencia a los aspectos que no deben pasarnos por desapercibidos para la preservación forestal.

Haciendo un poco de memoria, durante el año 2010 pudimos vivir varios incendios forestales de gran magnitud, siendo el más reciente el que azotó grandes extensiones de bosque Ruso. Es por ello que dentro de la sanidad forestal se abordó la mejora de cada una de las etapas de acción de combate contra los incendios forestales, tanto en medidas las preventivas, en la construcción de redes de fortalecimiento de bomberos durante el siniestro, así como en las medidas de remediación y regeneración posteriores.

Otro factor que acaparó la atención de gran parte de los oradores, fue la implementación de medidas fitosanitarias forestales contra la invasión de insectos y otros agentes patógenos. En la actualidad, éstas medidas están enfocadas especialmente para los sectores agrícolas, y se estipuló como una política estatal de suma importancia hacer su ampliación hacia los entes forestales. Este punto presenta fuertes fundamentos ambientales para su demanda.

Recientes investigaciones dieron como resultado que debido a las variaciones climáticas regionales y al exponencial deterioro nutricional de las tierras durante la última década, los ciclos de migración de insectos y diferentes vectores patógenos están cambiando, a tal punto de encontrar refugio en bosques que se encuentran a largas distancias de las regiones en las que tradicionalmente se encontraban.

Estos agentes externos, provocan el debilitamiento de las especies vegetales autóctonas y establece nuevas competencias de adaptación entre los organismos, que en definitiva termina reflejándose en una variación de la biodiversidad característica del bioma forestal. Es justo resaltar que todas las medidas discutidas por el comité, encuentran fuertes cimientos de concreción si desde nuestro lugar en la sociedad marcamos la agenda política y expresamos nuestro interés por discutir seria y conscientemente cómo encararemos el futuro de nuestros bosques y Parques Nacionales.

Para solicitar mayor información:

Fundación Agreste – prensa@fundacionagreste.org.ar Tel./Fax: +54-11-4952-8843

www.fundacionagreste.org

dia de los parque nacionales, dia de los parques nacionales 2010, dia de los parques nacionales argentina, dia de los parques naturales, efemerides ecologicas argentinas, efemerides ecologicas de noviembre, efemerides naturales 2010, parques nacionales en argentina.

http://www.encuentos.com

 

06/11/2010 00:28 Gris Zabala #. DESTACANDO ACTIVIDADES DE DISTINTOS PAISES

Comentarios » Ir a formulario

proyectorayuela

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)