Facebook Twitter Google +1     Admin

Blas Otero

20120605051707-3496990-249px.jpg

Pido la paz y la palabra - BLÁS DE OTERO

 

Aquí tenéis, en canto y alma, al hombre
aquel que amó, vivió, murió por dentro
y un buen día bajó a la calle: entonces
comprendió: y rompió todos sus versos.

Así es, así fue. Salió una noche
echando espuma por los ojos, ebrio
de amor, huyendo sin saber adónde:
a donde el aire no apestase a muerto.

Tiendas de paz, brizados pabellones,
eran sus brazos, como llama al viento;


olas de sangre contra el pecho, enormes
olas de odio, ved, por todo el cuerpo.
Aquí! ¡Llegad! ¡Ay! Ángeles atroces
en vuelo horizontal cruzan el cielo;
horribles peces de metal recorren
las espaldas del mar, de puerto a puerto.

Yo doy todos mis versos por un hombre
en paz. Aquí tenéis, en carne y hueso,
mi última voluntad. Bilbao, a once
de abril, cincuenta y tantos.
 ¡

 

Seguramente cualquier buen amante de la poesía tiene aunque sea una mínima noción de quién fue Blas de Otero y qué cosas aportó a la poesía de habla hispana. En este artículo intentaré recorrer brevemente su lírica y analizar con ustedes algunas nociones que me parecen fundamentales de la misma.

Un poeta religioso

Blas de Otero nació en 1916 en Bilbao, fue un poeta español imprescindible en lo que se refiere a poesía social. Se lo recuerda por poseer un estilo equilibrado que denota la constante búsqueda de su universo íntimo; sin embargo, antes de llegar a esa lírica característica fue necesario pasar por otras etapas, sin las cuales la poesía de Otero no habría sido lo que fue.

Seguramente una de las cuestiones que me resultan más llamativas de Otero es la variedad de estructuras dispersas a lo largo de toda su obra. Mientras que en sus comienzos podemos acercarnos a un poeta religioso, convencido de su fe, para quien su creencia parecía ser lo único absoluto y con un estilo estrictamente ligado a la poesía de autores del Siglo de Oro; en las etapas siguientes, cada vez más encontraremos a un poeta apasionado y sin más objetivo que escribir y ofrecer poesía, sin límites estilísticos o retóricos.

Ése comienzo de Otero, íntimamente relacionado con la vida religiosa y el cumplimiento de la moral, fue decisivo posiblemente para la creación de la que sería su obra más relevante, que vendría muchos años después. Y pese a que incluso el propio Otero renegara de ese comienzo y prefiera centrar los inicios de su poesía en sus primeros poemas existencialistas (“Ángel fieramente humano”), al intentar comprender esta etapa, llena de preguntas tenebrosas y de diálogos profundos con la muerte, indefectiblemente debemos acudir a ese comienzo místico. Porque sólo a través de la lectura a fondo de cada etapa podemos llegar a captar la esencia de este impresionante poeta.

Durante esta primera etapa, la estructura de su lírica se puede relacionar ampliamente con la de poetas petrarquistas, aunque la temática de sus poemas esté enfocada en el amor a dios más que en el amor entre mortales. Es decir, que si se analiza únicamente la estructura (versos endecasilábicos, numerosos sonetos, y ciertos elementos característicos, así como el uso de la hipérbole) no podemos dejar de pensar en autores como Juan Boscán o Lope de Vega.

Seguir leyendo:http://www.poemas-del-alma.com/blog/especiales/breve-recorrido-estilo-poetico

05/06/2012 01:17 Gris Zabala #. LITERATURA

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.