Facebook Twitter Google +1     Admin

Carta de Luis Cernuda a Jose Luis Cano desde el exilio

20130407045142-imagesca459yn9.jpg

En su ensayo autobíográfico "Historial de un libro", de enorme interés para conocer algo de su actitud ante la vida y la literatura, confiesa Cernuda que "hay en él una vena protestante y rebelde, que creo debe tenerse en cuenta al leer algunos de mis versos". En una carta que me escribió desde México en diciembre de 1953, comentando unos artículos míos sobre su poesía que aparecieron en revistas americanas, me senãlaba "el lado de sombra, la protesta, la rebeldía, que había en su obra". Y añadía: "Yo creo que ahí reside el motivo principal de cuanto he escrito." Sin duda estas palabras de Cernuda eran una reacción motivada por el hecho de que yo destacara predominantemente en su poesía la veta nostálgica, la voz melancólica andaluza, olvidando aquella otra rebelde. A ello parece aludir Cernuda cuando el comienzo de su poema "Díptico español", incluido en su último libro, Desolación de la quimera, escribe estos versos:


Cuando allá dicen unos
que mis versos nacieron
de la separación y la nostalgia
por la que fue mi tierra
¿sólo la más remota oyen entre mis voces?
Hablan en el poeta voces varias:
escuchemos su coro concertado
en donde la creída dominante
es tan sólo una voz entre las otras.


En otra carta posterior, escrita en México, en mayo de 1954, me preguntaba: "¿Crees que yo siento esa nostalgia de Andalucía que tú me atribuyes?" Y añadía: "Yo no la siento en absoluto." Quizá referida a la fecha de esta carta, 1954, podía ser cierta esta afirmación de Cernuda, pero no lo es si pensamos en los primeros años de la posguerra, en que esa nostalgia es evidente para el que lea sus primeros libros del exilio: Las nubes, Ocnos, Como quien espera el alba.

Seguir leyendo:http://www.abdn.ac.uk/spanish/idealist/pages/page235.shtml

07/04/2013 00:51 Gris Zabala #. CARTAS

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.