Facebook Twitter Google +1     Admin

¿ALGUIEN HA VISTO UN “GATO NEGRO”, “UN CUERVO” O UN “ESCARABAJO DE ORO”?

20130529170239-poe-grave-at-westminster-1.jpg

 

 

Tal vez usted no, pero Edgar Allan Poe sí los vio. Quizás su vida delirante le permitió entrever insondables misterios en estos seres animados. Porque es necesario un espíritu entre enajenado y lúcido para percibir el raro canto del cuervo, o la mirada tuerta e iluminada del gato, o el brillo de un escarabajo. Y, además, rodearlas del enigma con el que se trata de resolver acertijos o rompecabezas.

Probablemente los lectores mojigatos o los que se escandalizan fácilmente, verían en el trasegar vital de Poe, una vida trágica, deslucida o, simplemente −como la describiría mi viejo y moralista profesor de Lengua en el bachillerato−, la de un degenerado. Pienso que más bien fue la vida de un hombre que por su sensibilidad, arrastró una gran cantidad de sufrimiento, lo cual por supuesto, le permitió auscultar en la profundidad del dolor, el Mal, el deterioro y, finalmente, la destrucción. No otra cosa revelan −creo− sus geniales y aterradores cuentos que se mueven entre lo dantesco y lo escalofriante.

Sus cuentos fueron publicados bajo el título de  Cuentos de lo grotesco y de lo arabesco, 1840. Posteriormente se realizaron otras selecciones en 1843 y 1845. LA mayoría de sus narraciones se desarrolla en un ambiente gótico y siniestro  cargado de participaciones sobrenaturales, las que en muchos casos anticipan la literatura moderna de terror; como en  La caída de la casa Usher.

«Su cuento Los crímenes de la calle Morgue (The Murders in the Rue Morgue) se ha considerado, con toda razón, como el fundador del género de la novela de misterio y detectivesca. Destaca también su única novela Las aventuras de Arthur Gordon Pym (The Narrative of Arthur Gordon Pym), de crudo realismo y en la que reaparecen numerosos elementos de sus cuentos. La obra de Poe influyó notablemente en los simbolistas franceses, en especial en Charles Baudelaire, quien lo dio a conocer en Europa».  (Biografías y vidas (2012) Edgar Allan Poe. Recuperado el 19 de enero de 2013 en http://www.biografiasyvidas.com/biografia/p/poe.htm)

Alguien que entendió muy bien a Poe fue el gran Jorge Luis Borges y esto escribía acerca de él en 1949 en La Nación  de Buenos Aires: “Detrás de Poe, (como detrás de Swift, de Carlyle, de Almafuerte) hay una neurosis. Interpretar su obra en función de esa anomalía puede ser abusivo o legítimo. Es abusivo cuando se alega la neurosis para invalidar o negar la obra; es legítimo cuando se busca en la neurosis un medio para entender su génesis. Arthur Schopenhauer ha escrito que no hay circunstancia de nuestra vida que no sea voluntaria; en la neurosis, como en otras desdichas, podemos ver un artificio del individuo para lograr un fin. La neurosis de Poe le habría servido para renovar el cuento fantástico, para multiplicar las formas literarias del horror. También cabría decir que Poe sacrificó la vida a la obra, el destino mortal al destino póstumo”.

----------------------

Imagen de Google: http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/9/9b/Poe_Grave_at_Westminster_1.jpg/220px-Poe_Grave_at_Westminster_1.jpg

 

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.