Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes al tema ANECDOTAS.

ANÉCDOTAS LITERARIAS

20161030130216-sonrisa.png

 

 

 

 

Se dice de Borges que mientras ejercía como profesor en la universidad, preguntó a una alumna su opinión sobre Shakespeare, a lo que ella contestó:

—Me aburre. Al menos lo que ha escrito hasta ahora.

—Tal vez Shakespeare todavía no escribió para vos. A lo mejor dentro de cinco años lo hace.

------------------

Cuando Camilo José Celá acababa de ser anunciado como ganador del Premio Nobel. Un periodista le preguntó:

—¿Le ha sorprendido ganar el premio Nobel de Literatura?

—Muchísimo, sobre todo porque me esperaba el de Física.

------------------- 

En alguna ocasión Jacinto Benavente recibió la visita de un conocido suyo, que no tenía gran éxito como dramaturgo. Durante el recorrido por la casa, el invitado quedó asombrado por la amplia biblioteca que poseía el escritor y exclamó:

—¡Vaya, Don Jacinto! Con tantos libros ya se pueden escribir buenas comedias.

—Pues adelante, amigo mío, están a su disposición.

---------------------

De la siguiente manera, Ramón de Campoamor concluyó su disculpa por no poder asistir a una invitación en casa de Antonio Cánovas del Castillo.

—Recuerdos a don Antonio, a quienes unos envidian el talento, otros la casa y todos la mujer.

---------------------

Sucedió cuando Jorge Luis Borges estaba siendo entrevistado en Roma por un periodista que trataba de provocarlo.

—¿En su país todavía hay caníbales?

—Ya no. Nos los comimos a todos.

 

(Adaptado de

http://www.iberlibro.com/blog/index.php/2013/09/19/10-anecdotas-curiosas-de-escritores-hispanos/ )

(Imagen de Google: http://www.angelesprol.com/blog/wp-content/uploads/2015/01/sonrisa.png)

Etiquetas: , , , ,

30/10/2016 09:02 Jorge Gomez Arias #. ANECDOTAS No hay comentarios. Comentar.

Anecdotas de pintores famosos

 Autógrafo corporal

 Pablo Picasso se encontraba descansando en una playa del sur de Francia cuando se le acercó un niño con un papel y éste le pidió un dibujo dedicado.

El pintor rápidamente se percató que el pequeño había sido enviado sibilinamente por sus padres con el fin de conseguir una obra suya gratis.

Picasso se deshizo del papel y pintó el autógrafo en la espalda del crío.

Días más tarde, en una reunión entre amigos relató lo sucedido y comentó entre risas:

-Me gustaría saber si lo han vuelto a lavar…


 


Los desnudos de Renoir

Una vez le preguntaron al genial pintor Pierre Auguste Renoir como conseguía darle un tinte tan delicado y sugerente a sus desnudos, el pintor contestó:

-Yo no hago más que pintar, pintar y seguir pintando, hasta que tengo ganas de pellizcar. Entonces sé que ya está bien


El realismo de Rembrandt

El burgomaestre de una pequeña población flamenca le encargó un retrato a Rembrandt. El pintor holandés aceptó el encargo de buen grado.

Trabajó durante unos días en dicho retrato y cuando el hombre fue a buscar el cuadro quedó disgustado con el resultado final. Veía poco realismo en la obra del pintor, por lo que pidió al artista que lo retocara.

El artista aceptó rehacer su obra e instó al burgomaestre a recoger el cuadro unos días después. Llegada la fecha acordada, el cliente entró en el estudio del pintor y llamó su atención una moneda que había en el suelo. Con disimulo se agachó a recogerla, pero no pudo, ya que había sido pintada por Rembrandt.

El hombre comprendió la genialidad del pintor y se llevó el cuadro a su casa sin tan siquiera mirar si el resultado final era de su agrado.

 

07/04/2013 00:42 Gris Zabala #. ANECDOTAS No hay comentarios. Comentar.


Anécdotas de la Historia del Arte

20120114061928-david4.jpg

 

Lo que más me gustaba cuando estudiaba en la facultad era cuando el profesor/a nos hacía más amena la clase contándonos anécdotas de la vida y obra de los artístas más famosos. Por desgracia mi mala memoria impide que me acuerde de la mayoria, pero hubo una que me gustó tanto que todavía me acuerdo, aunque es bastante famosa y más de uno/a la conocerá.
La anécdota trata sobre el David de Miguel Angel. El bloque de mármol de donde Miguel Angel "extrajo" esta maravillosa escultura, había sido traido de las canteras de Carrara, en un principio para el escultor Simone da Fiesole, pero quedó dañado cuando intentó trabajar con él. Posteriormente lo intentaron Agostino di Duccio y Antonio Rossellino, produciendole varias fracturas más a la piedra. Años estuvo la gigante masa marmórea hasta que Miguel Angel la usó para el encargo del David, que fue encargada para decorar la Opera del Duomo junto a varias esculturas más de otros artístas. Lo mejor fue cuando, una vez terminado el David, el Papa Alejandro VI fue a verlo, y después de observarlo detenidamente le sugirió al artísta que la nariz había quedado desproporcionada, demasiado grande, a lo que Miguel Angel, conteniendo el temperamento que lo hizo tan popular y lo metió en tantos líos, se subió al andamio, cogió disimuladamente polvo de mármol que habia en él y simuló que tallaba la nariz del David; el Papa quedó contento (aunque engañado) y Miguel Angel dejó su figura como él quería que estuviera.

http://grupos.emagister.com/debate/anecdotas_de_la_historia_del_arte/1556-30088

14/01/2012 02:19 Gris Zabala #. ANECDOTAS No hay comentarios. Comentar.

Biografias de mujeres interesantes

Siglo XIX - Ada Byron

Siglo XIX - Ada Byron, matemática inglesa, nació en 1815 en Londres. Era hija del poeta inglés Lord Byron, aunque Ada nunca llegó a conocerlo, pues sus padres se separaron cuando apenas tenía dos meses de edad. Siguió estudios particulares de matemáticas y ciencias con Mary Somerville y Lord Morgan, primer profesor de matemáticas de la Universidad de Londres.

En 1835 Ada se casó con William King y se convirtió en Condesa de Lovelace. Más tarde siguió estudiando con el matemático Charles Babbage, quien trabajaba en una "máquina analítica" que funcionaba con los mismos principios de una computadora actual. Ada entendía bien ese computador y diseñó un lenguaje de programación con sus instrucciones bien detalladas.

En 1843 publicó un trabajo sobre la computadora de Babbage, pero con sus iniciales por miedo a ser censurada por ser mujer. Ella se llamó a si misma "analista", un concepto muy moderno para la época. En sus notas expresó que la "máquina analítica" sólo podía dar información, no conocimientos. Sus ideas, sus aportaciones y su capacidad para crear un programa era tan avanzada, que durante los cien años posteriores no se ha escrito nada mejor en esa materia.
 
Murió de cáncer en 1852 a los 36 años.

Actualmente se reconoce a Ada Byron como la pionera en el terreno de las computadoras: el lenguaje de programación ADA lleva su nombre. Este lenguaje está siendo utilizado en todo el mundo por su flexibilidad y adaptabilidad a software nuevo y para diseñar la automatización de Microsoft Windows.

Siglo XVI - Judith Shakespeare

Siglo XVI - Judith Shakespeare nace en Inglaterra en 1563. No recibió ninguna educación como su hermano William, aunque leía a escondidas. Cuando sus padres quisieron casarla con un vendedor de lanas, se escapó de su casa hacia Londres.

Estaba convencida de poseer un talento innato por las artes y eso le dio fuerzas para marcharse. Tenía una habilidad genial con las palabras y quería actuar en teatro, pero es rechazada por ser mujer. Sufre mucho y finalmente se suicida, porque no es aceptada socialmente
 
 
 
 
http://mujeresquehacenlahistoria.blogspot.com/search/label/Por%20Categor%C3%ADas
09/04/2011 01:30 Gris zabala #. ANECDOTAS No hay comentarios. Comentar.

¿Quién se queda con el Hijo?

20110316032343-jesus20cross20salvation.jpg

Un hombre rico y su hijo tenían gran pasión por el arte. Tenían de todo en su colección, desde Picasso hasta Rafael. Muy a menudo, padre e hijo se sentaban juntos a admirar las grandes obras de arte.


Cuando el conflicto de Vietnam surgió, el hijo fué a la guerra. Fué muy valiente y murió en la batalla mientras rescataba a otro soldado. Un mes más tarde, justo antes de la Navidad, alguien tocó a la puerta del padre. Un jóven con un gran paquete en sus manos le dijo al padre: "Señor, usted no me conoce, pero yo soy el soldado por quien su hijo dió la vida. El hablaba muy a menudo de usted y de su amor por el arte." El muchacho extendió el paquete: "Yo sé que esto no es mucho. Yo no soy un gran artista, pero creo que a su hijo le hubiera gustado que usted recibiera esto." El padre abrió el paquete. Era un retrato de su hijo pintado por el joven soldado.

El hombre murió unos meses más tarde y se anunció una subasta para todas las pinturas que poseía. Mucha gente importante y de influencia acudió con grandes expectativas de hacerse con un famoso cuadro de la colección. Sobre la plataforma estaba el retrato del hijo. El subastador golpeó su mazo para dar inicio a la subasta. "Empezaremos los remates con este retrato de el hijo. ¿Quién ofrece por este retrato?" Hubo un gran silencio. Entonces una voz del fondo de la habitación gritó: "¡Queremos ver las pinturas famosas! ¡Olvídese de ésta!" Sin embargo el subastador persistió: ¡Alguien ofrece algo por esta pintura? ¿0.00 dólares? ¿0.00 dólares?" Otra voz gritó con enojo: "¡No venimos por ésta pintura! Venimos a ver los Van Goghs, los Rembrants. ¡Vamos a las ofertas de verdad!" Pero aun así el subastador continuaba su labor: "¡El Hijo! ¡El Hijo! ¡¿Quién se lleva El Hijo?! Finalmente, una voz se oyó desde muy atrás del cuarto: "¡Yo doy diez dólares por la pintura!" Era el viejo jardinero del padre y del hijo, siendo éste muy pobre, era lo único que podía ofrecer.
"¡Tenemos dólares!, ¡¿Quién da ?!" gritó el subastador. "¡Dásela por !

"¡Ahora empecemos con la colección!" El subastador soltó su mazo y dijo: "Lo siento mucho damas y caballeros, pero la subasta llegó a su final." "Pero, ¿qué de las pinturas?" "Lo siento. Cuando me llamaron para conducir esta subasta, se me dijo de un secreto estipulado en el testamento del dueño. Yo no tenía permitido revelar esta estipulación hasta este preciso momento. Solamente la pintura de EL HIJO sería subastada. Aquel que la comprara heredaría absolutamente todas las posesiones de este hombre, incluyendo las famosas pinturas. ¡El hombre que compró EL HIJO se queda con todo! Reflexión: Dios nos ha entregado a su Hijo quien murió en una cruz hace 2,000 años.

Asi como el subastador, su mensaje hoy es: "¡EL HIJO, EL HIJO, ¿QUIÉN SE LLEVA EL HIJO?" Quien ama al Hijo lo tiene todo. Mateo 6:33 "Buscad primero su Reino y su justicia, y todas esas cosas se os darán por añadidura"

Por Magda Hermida
mujeresconpoder@aol.com

15/03/2011 23:23 Gris zabala #. ANECDOTAS No hay comentarios. Comentar.

Una hermosa historia real, que deja moraleja...

20110310160506-joven-indigente.jpg

Madrid, 10 mar (EFE).- Una infancia marcada por las adicciones de sus padres y una adolescencia sin hogar en las calles del Bronx neoyorquino no impidieron que Liz Murray estudiara en Harvard y decidiera recorrer el mundo transmitiendo sus vivencias para inspirar y motivar a los adolescentes.

Tras presentar su conferencia "From Homeless to Harvard" en el teatro Alcázar de Madrid, donde ha llegado de la mano de la Fundación International Studies, Murray ha explicado a Efe parte de su historia personal, en la que reconoce que "ha habido momentos especialmente duros, de mucho dolor".

Su vida, de sobra conocida en Estados Unidos, salta ahora más allá de esas fronteras por sus conferencias y, sobre todo, el libro "Breaking Night" ("Rompiendo la noche"), donde cuenta su infancia en el Bronx, "en una casa en la que la máxima preocupación era si podrían cenar, tendrían electricidad o ropa".

Tanta pobreza porque sus padres "gastaban el dinero en drogas", aunque el amor y el cariño también estaban presentes en aquel hogar. "Eran muy cariñosos -advierte a pesar de todo-, mi madre solía compartir sus sueños conmigo, me hablaba, tocaba mi cara y me decía que me quería".

Murray, nacida en septiembre de 1989, recuerda que era una adolescente cuando su madre tuvo que ser hospitalizada enferma de Sida y ella se convirtió en una "homeless" (sin techo) junto con su hermana y su padre, quien también había contraído el VIH.

En aquella etapa nació el título de su libro, "Breaking Night", un término coloquial utilizado en Nueva York, en el Bronx, "cuando pasas toda la noche despierto hasta que amanece".

Murray pasaba aquellas noches con otros "sin techo" que, como ella, eran conscientes de su situación cuando los primeros rayos de luz les hacían decir: "Hemos roto la noche". Con el tiempo, al escribir el libro, pensó que "no había mejor título".

Cuando tenía 16 años su madre murió y ese hecho, "aunque suene extraño, me cambió el alma", afirma, y añade que le hizo darse cuenta de que "la vida es corta y preciosa, un regalo".

Su madre le había enseñado a que fuera agradecida con las cosas que tenía en lugar de quejarse de las que le faltaban. "Eso me abrió el corazón y me inspiró", recalca la joven neoyorquina.

Se centró entonces en sus estudios, y llegó a conseguir una beca para ir a la prestigiosa Universidad de Harvard, donde en 2009 se graduó en Psicología; reconoce que no fue fácil sentarse a estudiar cuando todavía no había procesado la pérdida de su madre y la enfermedad de su padre.

En su libro ha incluido la frase "no dejes que lo que no puedes hacer interfiera en aquello que puedes hacer" -del entrenador de baloncesto John Wooden- porque resume la filosofía de vida que Murray quiere transmitir.

Y en lo personal, no cabe mayor elocuencia: la escritora planea para el próximo año su matrimonio con James, su novio de toda la vida, y "tener una gran familia, una casa con risas, ruido, vida y muchos niños".

Eve S. Sevilla

http://es.noticias.yahoo.com/9/20110310/ten-liz-murray-la-historia-de-una-joven-bbad18b.html

10/03/2011 11:59 Gris zabala #. ANECDOTAS No hay comentarios. Comentar.

SIN VUELTA ATRÁS

20110212193829-imagescaz5w39p.jpg

La noche iba cayendo lentamente, en esa fria e invernal tarde del 4 de febrero de mil novecientos cincuenta y uno.

Habiamos llegado en tren desde nuestro pequeño pueblo, San Michele di Serino, en la Provincia de Avellino, en el que naci y pase mi primera infancia, entre los miedos y la miseria dejados por la guerra.

Mis padres, como tantos otros italianos, que intentaban ofrecer un porvenir mejor para sus hijos, presentian que ese lugar estaba en el nuevo mundo.

Ahora alli, en el puerto de Napoles, al lado del enorme y oscuro barco "Sises" (bastimento, lo llamaban), que nos llevaria a esa lejana y extraña Argentina, donde mi padre, que habia venido un año antes nos estaria esperando, estabamos reunidos mi madre, siempre con su rostro serio y asombrado , mi hermana, y yo, que nos aferrabamos a su pollera, como temiendo perdernos entre toda esa multitud.

Mis tias Elisa y Esterina y los tios Peppino y Nardino, escondian las manos nerviosas en los bolsillos de los abrigos, con los cuellos levantados para aliviarse del frio, que alli en el puerto parecia mas intenso.

Todavia la veo a la tia Elisa con la mitad de la cara hinchada, (no recuerdo cual), por un dolor de muelas que la atormentaba y que en vano trataba de mitigarlo apretandose con un pañuelo, mientras nos acariciaba en silencio a mi hermana y a mi.

Mientras tanto, el trajin del  barco se iba acelerando, con los infatigables marineros que subian y bajaban por las escalerillas, haciendo los ultimos preparativos para comenzar el embarque.

Cuando estuvo todo listo, dieron la orden de subir a bordo y entre los ultimos abrazos y las ultimas lagrimas, logramos por fin ir ascendiendo, entre empujones, tratando de conseguir un buen lugar en las barandillas, lo mas proximo posible a nuestros familiares.

Nosotros, los chicos, no teniamos demasiada conciencia que en esa fria tarde-noche, dejabamos de pisar tierra italiana, tal vez para siempre, y lo unico que nos importaba era que al final de ese viaje, volveriamos a encontrarnos con papá. No mucho mas podiamos comprender en ese momento, yo con mis escasos diez años y mi hermana cinco años menor.

Entre la agitacion interminable de pañuelos y las voces que trataban de llamar la atencion de los seres queridos, para prolongar lo mas posible la inevitable separacion, se empezaron a levantar las esacalerillas y , casi de golpe, nos sorprendio el aullido de la sirena, que anunciaba la partida y luego empezamos a notar que poco a poco el barco se alejaba del muelle.

Cada vez nos esforzabamos mas para ubicar en la oscuridad los rostros queridos, que se iban esfumando a medida que nos adentrabamos en la noche y en el mar.

Lo ultimo que nos quedó grabado de ese Napoles, fueron las luces cada vez mas lejanas y borrosas, y aun cuando ya era casi imposible distinguir casi nada a la distancia, nos quedamos los tres muy apretados contra la baranda, como si quisieramos retener en nuestras almas esos postreros recuerdos, de todo eso que dejabamos atras, de todo nuestro mundo conocido, que inexorablemente comenzaba a ser pasado.

 

Silvio Romei

12/02/2011 15:28 Gris zabala #. ANECDOTAS Hay 10 comentarios.

Hoy extraño tus rosas!!!

20101029204823-2190780-primer-plano-de-ramo-de-rosas-rojas-con-la-respiraci-n-del-beb-contra-el-fondo-rojo.jpg

Querido Andres, hoy extraño tu presencia. Hace muchos años que ya no estas, hemos compartido momentos muchos- de los lindos y los no tanto-, pero en este dia, me vendria bien tu abrazo, no me habia dado cuenta cual era mi vacío...y ahora q pienso me falta tu abrazo y el ramo de rosas.

Amigo, compañero, esposo... quedaron nuestros sueños truncos esa mañana del 11 de mayo de 1985 cuando ocurrió el accidente, no hemos podido hacer el tan deseado viaje juntos en moto por todo el pais, no llegaron a nacer los soñados hijos Roberta y Andresito..Solo quedan los recuerdos..unas viejas cartas...un presente incierto..y hoy: un toque de melancolía mirando las fotos de nuestro casamiento...quién pudiera escribir el libreto de la vida, lo menos doloroso posible!!!.

Hay personas que me han acompañado, amigos, compañeros de trabajo, extraños conocidos,familiares... una persona especial a quien llamo Lemon...pero el vacio sigue estando.

 

                Monita, mezcla de mona y bonita como me decias

                               

 

Nota: No se si te he contado, he tenido un hermoso hijo.

Etiquetas: , , ,

29/10/2010 16:56 Gris Zabala #. ANECDOTAS No hay comentarios. Comentar.

Amo los arboles de Paraíso!!!

20101030200536-20101023011656-llagrimer-flors.jpg

Voy caminando por una vereda de mi barrio, el sol ilumina la fila de paraísos florecidos que huelen a ilusión, romanticismo, a esperanza e ilusiones y sueños...esos sueños que a veces se tranforman en irrealidades vividas...aunque duren momentos....

Cierro los ojos y huelo. Me dejo avasallar por ese perfume encantador...camino lento.Voy esperando a Sabato que me conversa de su constante preocupación por el hombre siendo reemplazado por la tecnologia e industralización, tan preocupado está que no se da cuenta que la brisa nos baña con una lluvia de florecillas color lila. Trato de animarlo, diciendole que no pierda las esperanzas. Al lado nos pasa Borges sonriendo como un niño tomado del brazo de su madre. Que bizarro!!, los veo como de la misma edad. Mas adelante se ve a Van Gogh, nervioso, con su paleta de colores vibrantes y rabiosos, tratando de plasmar la calma de los paraisos, sin lograrlo aún...

Voy llegando al final de la vereda, tengo que cruzar la calle y los bocinazos de este mundo donde todos estan apurados, me trae a "la realidad", pero ¡no importa!, mañana tengo que volver a recorrer esta vereda, vaya a saber con quién me encuentre!!!

Etiquetas: , , ,

22/10/2010 21:18 Gris Zabala #. ANECDOTAS Hay 1 comentario.

De la vida cotidiana...

20100401072437-493543.jpg

Una tarde en el parque

En la banca del parque de la colonia está sentada una pareja de esposos que mira jugar en los columpios a sus dos hijos. Es una tarde agradable. Están sentados a la par y en silencio. No se tocan. Los dos tienen una expresión satisfecha en el rostro. El marido hace una pregunta.

—¿Vos te volverías a casar conmigo?

—Mmm, creo que no —responde seria la mujer, después de meditar durante algunos segundos la pregunta.

—Yo tampoco —dice el marido.

Los dos sonríen después del breve diálogo. Se acerca uno de los niños a la banca y agitado les dice que necesita agua. La mujer saca un recipiente con agua y le da de beber. El niño vuelve a los columpios.

—Tal vez si viviéramos juntos por un tiempo antes de casarnos —dice ella.

—Sí, así tal vez sí.

En el parque hay una buena cantidad de gente. Niños y adolescentes jugando, algunos adultos también. Unos jóvenes están jugando un partido de fútbol en la cancha grande. Unas muchachas juegan basquetbol. El marido propone a los niños jugar fútbol mostrándoles una pelota plástica.

La mujer los mira con cariño, se siente bien. En la semana que acaba de pasar, su jefe le prometió un aumento. Su hermana le anunció que espera a su segundo hijo. De su bolsa saca un libro cristiano de autoayuda que le recomendaron en la iglesia. Un viento suave levanta algunos de sus cabellos. Cruza la pierna y lee, sosteniendo el libro con su mano derecha.

El marido juega fútbol con los niños y cae al césped en una jugada. Los niños se abalanzan sobre él y ríen y le hacen cosquillas. La mujer los observa y sonríe también. En un fugaz momento, marido y mujer se miran fijamente.

Durante la semana al marido no le fue bien. La empresa en donde trabaja no consigue muchos contratos, y posiblemente lo despidan en un par de meses. Ya han despedido a algunos de sus compañeros. En un mercado laboral lleno de jóvenes universitarios baratos, piensa mientras patea la pelota, no hay oportunidades.

Una hora después de iniciar el juego el marido ya está cansado. Los niños quieren seguir jugando, pero él les advierte que ya no puede. Sofocado, se acerca para sentarse en la banca en la que su mujer sostiene todavía el libro de autoayuda.

—Al principio, cuando empezamos a vivir juntos, pensé que no duraríamos mucho —dice el marido, aún sofocado.

—Yo también pensé lo mismo. Casi me fui de la casa cuando vos andabas con aquella tipa salvadoreña.

—Sí, yo pensé que lo harías, yo la verdad no la quería.

La tarde soleada pega de lleno en los autos que están estacionados alrededor del parque. Uno de ellos lanza un destello que pega por un momento en el rostro de la mujer. El marido la mira detenidamente, es como si ella se transfigurara. Los niños regresan por un momento a donde están sus padres para pedir agua. Luego se retiran a seguir jugando.

—Durante los primeros dos años —dice la mujer, suspirando—, pensé en que nos habíamos apurado a casarnos. Nunca estuvimos realmente enamorados siendo novios. Éramos novios por despecho, creo que los dos esperábamos ser rescatados el día de la boda.

—No Marcia, yo no esperaba ser rescatado. Es cierto, no estábamos enamorados, pero los dos ya teníamos más de 30 y el tiempo pasa…

—En días como hoy, pienso que nos hemos llegado a querer.

—Sí, no es como estar locamente enamorados, pero algo hay. ¿Es raro no? Ver todas esas películas románticas y vernos a nosotros, unidos al principio sólo por no quedarnos solos.

—Igual, después de 8 años juntos, algo tuvo que haber funcionado bien. Vos sos un buen hombre y has sido trabajador y buen padre. Sólo te ponés pesado cuando te agarra la chiripiorca y no querés hablar con nadie. O cuando te metés con guanacas de mala vida.

—Ja. ¿Y qué me decís cuando vos te enojás por todo? Yo a veces me acomido y limpio la cocina, pero vos lo único que ves es la olla mal puesta. Todo nítido, pero vos sólo ves la olla. Y hay que ver cómo te ponés de coqueta con el pastor Pablo, toda cusca te ponés, no creás que no me doy cuenta.

—¿Pensás a veces en la Paula?

—A veces, pero ya no es lo mismo. La vi hace tres meses en la calle. No sentí nada, yo mismo me sorprendí.

La tarde muestra unos celajes anaranjados, y empieza a oscurecer. El clima se pone un poco más fresco y la gente empieza a abandonar el parque. Los niños ahora están entretenidos en los columpios y no parece que se quieran ir. Una pareja de novios adolescentes se esconde detrás de unos arbustos para besarse y tocarse a placer. El matrimonio los mira un poco con envidia.

—Y vos, ¿pensás en el Fabio?

—Siempre me llamaba para mi cumpleaños, o mandaba un email, hasta hace como cuatro años. Yo nunca respondí, ya sabía que sólo quería saber si había oportunidad de un acostón. Así siempre fue él.

—Pero, ¿pensás en él?

—A veces lo recuerdo, sí. Pero no sé, no es igual.

La noche por fin está a punto de caer, y la pareja decide regresar a casa. Llaman a los niños, les ponen suéter y pasan por una tienda a comprar gaseosas. La familia camina despacio hacia la casa y después de refrescarse con las gaseosas, ven una película en el cable durante la cena. Después de la cena y un baño, los niños dicen buenas noches y se van a dormir. El matrimonio recoge los vasos y platos y los lavan juntos.

—Tal vez al fin y al cabo, nos enamoramos o algo parecido. Nunca habíamos hablado así, sinceramente y sin pelear, ¿te das cuenta? —dice la mujer.

—Sí, tal vez. Ese botón de tu blusa me hace pensar que sí —responde el marido, atisbando los pechos de la mujer. Ella medio sonríe, pero después se pone seria.

—Vos nunca podés decir algo en serio, Víctor. Me caés mal. Así nunca llegaremos a algo.

—A lo único que quiero llegar hoy es a la cama y no a dormir —replica el marido—. Si tengo que decir que te quiero, lo digo y ya.

La mujer esboza una leve sonrisa. Termina de enjuagar el plato que tiene en las manos, se las seca, y toma a su marido de la mano. Los dos se enfilan al dormitorio. Él pide no apagar las luces.

http://www.anecdotario.net

Imagen:

http://img.terra.com.mx/galeria_de_fotos/images/247/493543.jpg

 

 

01/04/2010 01:24 Griselda N. Zabala #. ANECDOTAS No hay comentarios. Comentar.

CREACIÓN Y PERIPECIAS DE UN ESCRITOR

20100321230331-4180738722-45a6a486b1ggg.jpg

 

 

 

UN MILLÓN DE HOMENAJES


Gabriel García Márquez

Ni en el más delirante de mis sueños, en los días en que escribía Cien años de soledad, llegué a imaginar que podría asistir a este acto para sustentar la edición de un millón de ejemplares. Pensar que un millón de personas pudieran
leer algo escrito en la soledad de mi cuarto, con 28 letras del alfabeto y dos dedos como todo arsenal, parecería a todas luces una locura.

Hoy las academias de la lengua lo hacen con un gesto hacia una novela que hapasado ante los ojos de cincuenta veces un millón de lectores, y hacia un artesano, insomne como yo, que no sale de su sorpresa por todo lo que le hasucedido .

Pero no se trata ni puede tratarse de un reconocimiento a un escritor. Este milagro es la demostración irrefutable de que hay una cantidad enorme de personas dispuestas a leer historias en lengua castellana, y por lo tanto un
millón de ejemplares de Cien años de soledad no son un millón de homenajes al escritor que hoy recibe, sonrojado, el primer libro de este tiraje descomunal. Es la demostración de que hay millones de lectores de textos en lengua castellana esperando, hambrientos, de este alimento.

No sé a qué horas sucedió todo. Sólo sé que desde que tenía 17 años y hasta la mañana de hoy, no he hecho cosa distinta que levantarme temprano todos los días, sentarme frente a un teclado, para llenar una página en blanco o una pantalla vacía del computador, con la única misión de escribir una historia aúnno contada por nadie, que le haga más feliz la vida a un lector inexistente.
En mi rutina de escribir, nada he cambiado desde entonces. Nunca he visto nadadistinto que mis dos dedos índices golpeando, una a una y a un buen ritmo, las 28 letras del alfabeto
inmodificado que he tenido ante mis ojos durante estos setenta y pico de años.
Hoy me tocó levantar la cabeza para asistir a este homenaje, que agradezco, y no puedo hacer otra cosa que detenerme a pensar qué es lo que me ha sucedido. Lo que veo es que el lector inexistente de mi página en blanco, es hoy una descomunal muchedumbre, hambrienta de lectura, de textos en lengua castellana.

Los lectores de Cien años de soledad son hoy una comunidad que si viviera en un mismo pedazo de tierra, sería uno de los veinte países más poblados del mundo. No se trata de una afirmación jactanciosa. Al contrario, quiero apenas mostrar que ahí está una gigantesca cantidad de personas que han demostrado con su hábito de lectura que tienen un alma abierta para ser llenada con mensajes en castellano.

El desafío es para todos los escritores, todos los poetas, narradores y educadores de nuestra lengua, para alimentar esa sed y multiplicar esta muchedumbre, verdadera razón de ser de nuestro oficio y, por supuesto, de nosotros mismos.

A mis 38 años y ya con cuatro libros publicados desde mis 20 años, me senté ante la máquina de escribir y empecé: "Muchos años después,frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella
tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo".

No tenía la menor idea del significado ni del origen de esa frase ni hacia dónde debía conducirme. Lo que hoy sé es que no dejé de escribir ni un solo día durante 18 meses, hasta que terminé el libro.

Parecerá mentira, pero uno de mis problemas más apremiantes era el papel parala máquina de escribir. Tenía la mala educación de creer que los errores de mecanografía, de lenguaje o de gramática, eran en realidad errores de creación,
y cada vez que los detectaba rompía la hoja y la tiraba al canasto de la basurapara empezar de nuevo.

Con el ritmo que había adquirido en un año de práctica, calculé que me costaríaunos seis meses de mañanas diarias para terminar. Esperanza Araiza, la inolvidable Pera, era una mecanógrafa de poetas y cineastas que había pasado en limpio grandes obras de escritores mexicanos, entre ellos La región más transparente, de Carlos Fuentes; Pedro Páramo, deJuan Rulfo, y varios guiones originales de don Luis Buñuel.

Cuando le propuse que me sacara en limpio la versión final, la novela era un borrador acribillado de remiendos, primero en tinta negra y después en tinta roja, para evitar confusiones. Pero eso no era nada para una mujer acostumbrada a todo en una jaula de locos.

Pocos años después, Pera me confesó que cuando llevaba a su casa la última versión corregida por mí, resbaló al bajarse del autobús, con un aguacero diluvial, y las cuartillas quedaron flotando en el cenegal de la calle. Las recogió,
empapadas y casi ilegibles, con la ayuda de otros pasajeros, y las secó en su casa, hoja por hoja, con una plancha de ropa.

Lo que podía ser motivo de otro libro mejor, sería cómo sobrevivimos Mercedes y yo, con nuestros dos hijos, durante ese tiempo en que no gané ningún centavo por ninguna parte. Ni siquiera sé cómo hizo Mercedes durante esos meses para que no faltara ni un día la comida en la casa.

Habíamos resistido a la tentación de los préstamos con interés, hasta que nos amarramos el corazón y emprendimos nuestras primeras incursiones al Monte dePiedad.

Después de los alivios efímeros con ciertas cosas menudas, hubo que apelar a las joyas que Mercedes había recibido de sus familiares a través de los años. El experto las examinó con un rigor de cirujano, pasó y revisó con su ojo
mágico los diamantes de los aretes, las esmeraldas del collar, los rubíes de las sortijas, y al final nos los devolvió con una larga verónica de novillero: "Todo esto es puro vidrio".

En los momentos de dificultades mayores, Mercedes hizo sus cuentas astrales y le dijo a su paciente casero, sin el mínimo temblor en la voz: "Podemos pagarle todo junto dentro de seis meses".
"Perdone señora ­le contestó el propietario­, ¿se da cuenta de que entonces será una suma enorme?".

"Me doy cuenta ­dijo Mercedes, impasible­, pero entonces lo tendremos todo resuelto, esté tranquilo".

Al buen licenciado, que era un alto funcionario del Estado y uno de los hombres más elegantes y pacientes que habíamos conocido, tampoco le tembló la voz para contestar: "Muy bien, señora, con su palabra me basta". Y sacó sus
cuentas mortales: "La espero el 7 de setiembre".

Por fin, a principios de agosto de 1966, Mercedes y yo fuimos a la oficina de correos de la ciudad de México, para enviar a Buenos Aires la versión terminada de Cien años de soledad, un paquete de 590 cuartillas escritas a máquina, a
doble espacio y en papel ordinario y dirigidas a Francisco Porrúa, director literario de la editorial Sudamericana.

El empleado del correo puso el paquete en la balanza, hizo sus cálculos mentales y dijo: "Son 82 pesos".

Mercedes contó los billetes y las monedas sueltas que le quedaban en la cartera, y se enfrentó a la realidad: "Sólo tenemos 53".
Abrimos el paquete, lo dividimos en dos partes iguales y mandamos una a Buenos Aires, sin preguntar siquiera cómo íbamos a conseguir el dinero para mandar el resto. Sólo después caímos en la cuenta de que no habíamos mandado la primera sino la última parte. Pero antes de que consiguiéramos el dinero para mandarla, ya Paco Porrúa, nuestro hombre en la editorial Sudamericana, ansioso de leer la primera mitad del libro, nos anticipó dinero para que pudiéramos enviarla.

Fue así como volvimos a nacer en nuestra vida de hoy.
Muchas gracias.

Discurso del autor en su homenaje en Cartagena de Indias, Colombia, durante la
jornada inaugural del IV Congreso Internacional de la Lengua Española.

 

IMAGEN TOMADA DE FLICKR: Thypography ilustratration by Kamy.



 

Etiquetas: , , , ,

21/03/2010 17:03 Jorge Gómez A. #. ANECDOTAS No hay comentarios. Comentar.

Maricastaña, el tiempo de

20100312014248-juegos-maricastaa.jpg

Cuando hablamos del tiempo de Maricastaña, nos referimos a una época muy lejana, pero pocos saben quién fue ni en qué época vivió Maricastaña. El autor argentino Héctor Zimmerman habla de "«crónicas muy detalladas» registradas allá por el siglo XIV en Galicia, según las cuales habría existido en Lugo una rica terrateniente llamada María Castaña, casada con un tal Marín Cego.

Esta señora, que era mujer de armas tomar, participó activamente en las luchas de los hacendados contra los tributos abusivos cobrados por el obispo Pedro López de Aguiar. Según las crónicas, Maricastaña (así la llamaban) mató en una reyerta, con ayuda de su marido y de sus dos cuñados, al recaudador del obispo Francisco Fernández. Un relato fechado el 8 de junio de 1386, publicado por la diputación de Lugo, narra que ese día Maricastaña confesó sus delitos y fue condenada a donar todos sus bienes a la catedral.

A pesar de la vasta documentación existente, hay quien afirma que esta señora nunca existió, sino que se trata de un personaje de una leyenda celta contada en inglés, con una protagonista llamada Auburn Mary (algo así como 'María de color castaño').

En todo caso, una historia muy, muy antigua..., del tiempo de Maricastaña.

http://www.elcastellano.org/palabra.php

11/03/2010 19:42 Griselda N.Zabala #. ANECDOTAS No hay comentarios. Comentar.

Honoré de Balzac

20100216054146-10573149611.jpg

La primera obra del escritor francés Honoré de Balzac (Tours, 1799-París, 1850) autor de la mayor síntesis novelesca de todos los tiempos y cuya influencia en las corrientes realistas y naturalistas, dentro y fuera de Francia es indudable fue, el drama en verso Cromwel, publicada en 1820 y que sorprendentemente fue un enorme fracaso de ventas y de crítica.

El escritor francés, Honoré de Balzac era el hijo de un antiguo campesino. Cuando en 1814 se instaló con su familia en París empezó a trabajar en una notaria, pero su mayor deseo era ser escritor. Aunque su primera obra Cromwel publicada en 1820 fue un fracaso, el inicio de sus relaciones en 1822 con Mme. de Berny, casada y veintidós años mayor que él fue su despegue, gracias a su apoyo moral y económico, ya que ese mismo año publicó sus primeras novelas, firmadas con seudónimos: Lord R’hoone y Horace de Saint-Aubin. Finalmente en 1829 obtuvo su primer gran éxito con El último chuan, iniciándose su caudalosa producción novelística.

Una anécdota curiosa cuenta que Honoré Balzac comenzaba a escribir a las doce de la noche, cuando un criado le despertaba de su descanso que había comenzado a las seis de la tarde. Se vestía con una lujosa túnica blanca y comenzaba a trabajar, escribiendo ininterrumpidamente entre doce y dieciocho horas. Eso si, al parecer esto era posible porque bebía grandes cantidades de café, ya que siempre tenía a su lado una cafetera de porcelana que sus criados se encargaban de tener siempre llena.

Según el propio Balzac el café no solo le mantenía despierto sino que además y en su opinión era su fuente de inspiración. Así no nos extraña que fuera capaz de escribir 85 novelas en poco menos de diez años, aunque no pudo concluir su ambicioso proyecto La comedia humana, título que adoptó en 1841 para la publicación global de su obra que debía estar compuesta de 137 novelas.

http://www.portalsolidario.net

 

15/02/2010 23:42 Griselda N.Zabala #. ANECDOTAS Hay 2 comentarios.

Ives Tanguy

20091121223801-4dpict-1-.jpg

YVES TANGUY. Indefinite Divisibility (1942) Galería de Arte Albright-Knox, Buffalo (NY)

Yves Tanguy (París 1900 - Woodbury 1955) es uno de los más importantes pintores surrealistas de principios del siglo XX. Nacido francés, terminó trasladándose a Estados Unidos y nacionalizándose americano en 1948.

Su pintura se mueve en torno a lo que puede llamarse surrealismo abstracto, y se traduce en un universo poético y misteYves Tanguy (París 1900 - Woodbury 1955) es uno de los más importantes pintores surrealistas de principios del siglo XX. Nacido francés, terminó trasladándose a Estados Unidos y nacionalizándose americano en 1948.

Su pintura se mueve en torno a lo que puede llamarse surrealismo abstracto, y se traduce en un universo poético y misterioso de paisajes petrificados y formas blandas, vagamente orgánicas.  Lo curioso es que se dedicó a la pintura tardíamente, después de haber ejercido durante un tiempo como marino mercante, tras la Primera Guerra Mundial. Al igual que San Pablo camino de Damasco, Tanguy sintió la llamada del arte, de una manera algo más prosaico pero no menos convincente. Un día circulaba en la plataforma de un autobús por París cuando vio expuestos en la tienda de arte de Paul Guillaume, en la rué de la Boetié, dos cuadros de Giorgio de Chirico, uno de ellos "El cerebro del niño". El impacto que le causó fue tan brutal que decidió dedicarse a la pintura a partir de entonces. Descubrió que, sin saberlo, era un pintor.

De formación autodidacta, entró en contacto con el círculo de pintores surrealistas y se hizo gran amigo de André Breton. Más tarde alcanzaría el éxito. Sobre esto ha dejado Peggy Guggenheim en su autobiografía una anécdota muy divertida:

 

Tanguy había estado loco en el pasado, por lo que estaba exento de incorporarse al ejército francés. Poseía un carácter encantador, era modesto y tímido, y tan adorable como un niño. Tenía poco pelo (el que le quedaba se le ponía de punta cuando se emborrachaba, lo que por desgracia sucedía muy a menudo) y unos piececillos muy bonitos de los cuales estaba sumamente orgulloso. A mi me tenía mucho cariño y en una ocasión me dijo que podía pedirle lo que quisiera, pero por aquella época yo continuaba enamorada de [Samuel]Su exposición obtuvo un gran éxito, y vendimos gran cantidad de cuadros, pues por aquella época el Surrealismo empezaba a ser conocido en Inglaterra. Como consecuencia de ello Tanguy se encontró de pronto con que era rico por primera vez en su vida y empezó a tirar el dinero a diestro y siniestro. En los cafés solía hacer bolitas con billetes de una libra y lanzarlos a las mesas cercanas. A veces llegaba al extremo de quemarlos. En París tenía un gran amigo, un pintor rumano llamado Brauner, que cuidaba de su gato Manx mientras él estaba en Londres. Tanguy le mandaba al gato un billete de una libra todos los días, pero en realidad el dinero iba destinado a Brauner, que era muy pobre.

http://www.blogcatalog.com/search.frame.php?term=pintores+surrealistas&id=d7a7d6d00748c36a3c8444242691ae42

21/11/2009 16:40 Griselda N.Zabala #. ANECDOTAS Hay 1 comentario.

Grandes Inspiradores

20091108164934-mini-500-2085-1187636212952135-1-.jpg

Lola Mora

Quién fue?


Escultora, artista multidisciplinaria y estandarte de los derechos de las mujeres.
 
Las estrictas convenciones sociales del siglo XIX en la sociedad argentina y, sobre todo, en el norte del país, hubieran condenado a cualquier mujer que deseara incursionar en el arte a dibujante de naturalezas muertas o profesora de pintura. Sin embargo, Lola Mora (1866-1936) logró torcer ese destino y se transformó en la escultora más relevante de la historia argentina.
 
 
¿Qué hizo?

Dolores Candelaria Mora Vega de Hernández nació en el seno de una familia aristocrática tucumana. A los 20 años, comenzó a tomar clases de bellas artes con el pintor italiano Santiago Falcucci. Si bien al comienzo no era una estudiante disciplinada, su maestro la instó a tomar una decisión: artista o diletante. Lola entonces volcó toda su pasión al estudio y la práctica del arte. Abandonó las actividades recreativas y se concentró en el estudio de las escuelas románticas y neoclasicista. Ese estilo la acompañaría en la creación de toda su obra.
 
Su formación continuó en Roma, Italia, donde llevó una vida oscilante entre el arte y los eventos sociales. A diferencia de la bohemia reinante entre sus compañeros de estudio, Lola se ganó la simpatía de nobles y dirigentes. Al volver a la Argentina, comenzó a trabajar por encargo para algunos gobiernos provinciales y el gobierno nacional. Fue así que realizó, entre otros trabajos, los bajorrelieves que adornarían la Casa de la Independencia en San Miguel de Tucumán, un conjunto de estatuas llamado Paz, Justicia, Libertad, Progreso, ubicadas en San Salvador de Jujuy, un grupo escultórico para el Monumento a la Bandera en Rosario y, el más conocido, la Fuente de las Nereidas, actualmente emplazada en Costanera Sur, en la ciudad de Buenos Aires.
 
Su personalidad trascendió las fronteras del arte y se convirtió en un personaje público, atacada por el sector más conservador de la sociedad, que calificaba su trabajo de "licencioso y libidinoso" y hasta cuestionaba su manera de vestir por usar pantalones. Tras su muerte, el diario La Nación publicó: "Mujer y escultora parecían términos excluyentes. Los prejuicios cedieron, sobrepujados por la evidencia de su obra".
 

¿Por qué es inspiradora?

Lola Mora debió luchar contra los convencionalismos de su época, y lo hizo con dos armas: autenticidad y talento. No sólo incursionó en el arte sino también en el urbanismo, las invenciones y hasta en los negocios, algo inaceptable para una mujer de su tiempo. A pesar de las críticas a sus obras, intensificadas por su condición de mujer,  jamás cedió y así se ganó un espacio propio y relevante en el arte argentino y americano.
08/11/2009 10:54 Griselda N.Zabala #. ANECDOTAS No hay comentarios. Comentar.

Anécdotas...

20091029050410-cartel-20anecdotas-1-.jpg

-El poeta Rainer María Rilke fue tratado por su madre como una niña durante los seis primeros años de su vida. Incluso era llamado Sofía y era vestido siempre con ropas femeninas. En la perturbada fantasía de su madre reemplazaba a una hija que había muerto antes de que naciera Rainer.

-"Mi madre tenía siempre un libro en su velador, y me prohibió tocarlo, así es que, claro aquel libro se revistió para mí de prestigio infinito. Por supuesto, lo leí a escondidas. Eran los "Veinte poemas de amor y una canción desesperada" de Pablo Neruda", relata Mario Vargas Llosa, que repite de memoria, sin vacilar, unos versos que resultaron ser un cataclismo. Imagínese, insiste, "Mi cuerpo labriego salvaje te socava / y hace saltar el hijo del fondo de la tierra" " Y yo que todavía creía en la cigüeña...Aquel libro me produjo una mezcla de zozobra, pesadilla y atracción morbosa.

-El matrimonio que llevó la delantera en las infidelidades fue el de Adolfo Bioy Casares y Silvina Ocampo. Él, uno de los más exquisitos narradores trasandinos, tenía una fama de mujeriego que terminó aceptando en sus memorias. Decía que no podía haber relación duradera sin amantes y que el mejor lugar para las esposas era al otro lado del océano. Y lo suyo no fueron sólo palabras. Estuvo con una larga fila de mujeres, entre las más escandalosas, Elena Garro, la tormentosa y genial esposa del por entonces jerarca de la cultura mexicana, Octavio Paz.

http://www.corojuanxxiii.es/Imagenes/Cartel%20anecdotas.jpg

28/10/2009 23:07 Griselda N.Zabala #. ANECDOTAS Hay 2 comentarios.