Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes al tema LOS OLVIDADOS.

AUGUSTO ROA BASTOS: HISTORIA DE EXILIOS, DESENCUENTROS, GUERRAS Y TIRANÍAS

En este mes de junio, exactamente el día 13, se cumple el centenario del nacimiento de quien es considerado uno de los mejores, sino el mejor escritor del Paraguay 

Como muchos de los Países latinoamericanos de los siglos XIX  y  XX, Paraguay también estuvo bajo el sometimiento de las dictaduras. Pero esta situación política asimismo sirvió para formar el carácter de sus ciudadanos. Sobre todo el de aquellos que se negaron a ser víctimas del sometimiento. Ejemplo de ello es Roa Bastos quien desde sus escritos periodísticos o desde la academia mostró siempre una fuerte resistencia a la opresión. Pero ello le costó también el que tuviera que vivir en el exilio en diferentes países durante un largo período de su vida. 

Aunque nació en Asunción, la capital paraguaya, su primera infancia transcurrió en un pueblito de la región del Guairá, en el oriente del país. Allí sus primeras letras fueron orientadas por su propio padre, un rígido maderero, y por su madre, mujer culta y cantante aficionada. Puede decirse que su primer exilio o "extrañamiento" comienza cuando es enviado a completar su educación a casa de su tío en Asunción. Este pariente era un obispo liberal y posiblemente librepensador, pues introdujo a Roa Bastos en el conocimiento de autores como Rousseau y Voltaire. 

Tenía quince años cuando estalló la funesta Guerra del Chaco donde quiso prestar servicio y efectivamente lo hizo como aguatero y auxiliar de enfermería. Debió haber sido una terrible experiencia que luego se reflejaría en su obra y, principalmente, en una de sus novelas: Hijo de hombreDe este período llama la atención que ya "a los trece años había escrito, , en coautoría con su madre, una pieza teatral, ·La carcajada·, que representaron en diferentes pueblos a fin de recolectar donaciones para los soldados, y dos años más tarde escribió su primer relato, ·Lucha hasta el alba·". 

Después de este conflicto bélico se  desempeñó en diversos oficios y como periodista del diario El País. E inclusive, fue su corresponsal de guerra (la Segunda) mientras estuvo en Inglaterra disfrutando de una beca. También visitó  Francia como periodista y  asistió como tal a los juicios de Núremberg en Alemania.  

Después de este período europeo su vida transcurre entre la lucha contra las dictadura de  Higinio Morínigo y, muy posteriormente, la de Alfredo Stroessner. Inclusive, tuvo enfrentamientos, mientras permaneció exilado en Argentina, con la dictadura de Jorge Rafael Videla, ya que este prohibió la difusión de su máxima obra, Yo el SupremoEn fin, la caída de Stroessner significó el fin de 35 años de exilio que lo tuvieron en Argentina, España, Francia e Inglaterra por diferentes motivos... políticos, claro está. 

Que si perteneció a la Generación del Boom Latinoamericano, se preguntan muchos. Claro que sí por ser coetáneo de la mayoría de sus integrantes y porque fue un renovador de las letras paraguayas. Sin embargo, se distanció de ellos en la medida en que no quiso someterse al marketing editorial. 

"Producida en su mayor parte en el exilio, la obra de Roa se caracteriza por el retrato que hace de la cruda realidad del pueblo paraguayo, a través de la recuperación de la historia de su país y la reivindicación de su carácter de nación bilingüe (Paraguay también tiene el idioma guaraní como lengua oficial); y la reflexión sobre el poder en todas sus manifestaciones, tema central de su novela Yo el Supremo (1974), considerada su obra maestra y una de las cien mejores novelas del siglo XX en lengua castellana, según el periódico español El Mundo".

(https://es.wikipedia.org/wiki/Augusto_Roa_Bastos) 

Sus publicaciones incluyen las novelas Vigilia del almirante (1992), El fiscal (1993), Contravida (1994) y Madama Sui (1995). También publicó piezas de teatro y numerosas antologías de relatos como Los pies sobre el agua (1967), Cuerpo presente y otros cuentos (1971), Lucha hasta el alba (1979), Antología personal (1980) y Contar un cuento y otros relatos (1984). 

Roa Bastos falleció en Asunción, el 26 de abril de 2005, después de haber obtenido –entre muchos otrosel Premio Cervantes en 1989 y, al año siguiente, la Orden Nacional del Mérito de Paraguay. Al día siguiente de su deceso, el periódico El País anunció su fallecimiento con este titular: Muere Augusto Roa Bastos, azote del poder. 

Etiquetas: , , , , , , ,

10/06/2017 15:25 Jorge Gomez Arias #. LOS OLVIDADOS No hay comentarios. Comentar.

FRANCISCO ZÚÑIGA, ESCULTOR, TRIBUTO A LA MUJER INDÍGENA

20150810185150-zuniga-squatting-woman-with-shawl-1971.jpg

(San José de Costa Rica, 1912 - México, 1998) Escultor y pintor costarricense, afincado en México. Aprendió el oficio en el taller de su padre, Manuel Zúñiga Rodríguez, autor de imágenes religiosas y continuador de una tradición familiar de tallistas y escultores.

En 1927 se matriculó en la Escuela de Bellas Artes de su ciudad natal, donde recibió lecciones de dibujo por poco tiempo. En el periodo 1928-1934 trabajó como ayudante en el taller familiar de escultura religiosa. En 1935 ganó el primer premio del Salón de Escultura en Costa Rica, con una imponente escultura en piedra que denominó La maternidad.

Seducido por México, fijó en aquel país su residencia en 1936. Estudió diseño con Rodríguez Lozano y escultura con Oliverio Martínez, con quien colaboró para realizar los innovadores grupos escultóricos del monumento a la Revolución Mexicana. En 1938 fue nombrado profesor la escuela de Escultura y Talla Directa "La Esmeralda", dirigida por Guillermo Ruiz, su fundador.

Su personal estilo se caracteriza por la representación de recios y orgullosos personajes indígenas, sobre todo femeninos, como Elena sentada (1966), Evelia sentada (1970), Juchiteca sentado y un canasto (1973), Yalalteca (1975), Tres generaciones (1985) y Orate (1987); en ellas utilizó como materiales el bronce, la madera, la piedra, el mármol o el ónix. También trabajó la litografía.

(Fuente: 

Biografías y vidas (s.f.). La enciclopedia biografica en línea. Recuperado de:

http://www.biografiasyvidas.com/biografia/z/zuniga_francisco.htm

Fuente de la Imagen:

Arte-Historia (s.f.) Recursos de la historia del arte, pintura, escultura, arquitectura. http://arte-historia.com/obras-de-francisco-zuniga-pintor-y-escultor-mexicano)

Etiquetas: , , ,

10/08/2015 14:51 Jorge Gomez Arias #. LOS OLVIDADOS No hay comentarios. Comentar.

A la casa donde vivía el señor Heathcliff se la llamaba «Cumbres Borrascosas»

20140731155044-emily-bronte-quotes-2.jpg

Una vida trágica sin duda, pero llena de valentía, paciencia y sensibilidad. La quinta de seis hermanos, Emily Brontë nació un 30 de julio de 1818 en Thornton, Yorkshire (Inglaterra).

Su vida se fue diluyendo entre cuidar y enterrar a dos hermanas mayores (María y Elizabeth)  víctimas de la tuberculosis y en cuidar al hermano alcohólico y opiómano hasta la muerte. Sin embargo, con las otras dos hermanas   (Charlotte y Anne) se construyeron un mundo de ficción con tres países imaginarios (Angria, Gondal y Gaaldine) y solían jugar a inventarse historias acomodadas en él. Es más, en 1846 decidieron publicar conjuntamente un libro de poesías utilizando pseudónimos masculinos (Currer Bell, Ellis Bell y Acton Bell) , puesto que en la Inglaterra de la época no era bien visto que las mujeres publicaran poesía.

Ese mismo año se publicó Cumbres borrascosas que se ha convertido en un clásico de la literatura no sólo inglesa sino universal.

“Al igual que la de sus hermanas, la salud de Emily fue siempre muy delicada. Murió el 19 de diciembre de 1848 de tuberculosis a la temprana edad de 30 años, tras haber contraído un resfriado en septiembre en el funeral de su hermano. Fue enterrada en la iglesia de San Miguel de Todos los Santos en Haworth, West Yorkshire, Inglaterra”.

 FRAGMENTO, CAPÍTULO I:

A la casa donde vivía el señor Heathcliff se la llamaba «Cumbres Borrascosas» en el dialecto local. El nombre traducía bien los rigores que allí desencadenaba el viento cuando había tempestad. Ventilación no faltaba sin duda. Se advertía lo mucho que azotaba el aire en la inclinación de unos pinos cercanos y en el hecho de que los matorrales se doblegaban en un solo sentido, como si se prosternasen ante el sol. El edificio era sólido, de espesos muros a juzgar por lo hondo de las ventanas, y protegidos por grandes guardacantones.

 

Imagen de Google

Traducción libre del texto de la imagen: 

“He soñado en mi vida sueños que han permanecido siempre  conmigo y cambiado mis ideas. Ellos han pasado y pasado a través de mí como el vino a través del agua y alterado el  color de mi mente”

Etiquetas: , , ,

JORGE ISAACS Y SU NOVELA MARÍA

20140428152621-jorge-isaacs-maria-5445-mla4430486026-062013-f.jpg

 

 

(Imagen de Google)

    Aunque sea atrevido decirlo ya no se escriben ni se leen novelas como María del escritor colombiano Jorge Isaacs; sin embargo, esta obra marca uno de  los puntos más altos de Romanticismo literario en América.

    Jorge Isaacs nació en Ibagué, departamento del Tolima (1 de abril de 1837), aunque pasó gran parte de su vida en el departaamento del Valle del Cauca. Era hijo de un matrimonio conformado por un inmigrante judío inglés llegado a Colombia a explotar minas de oro, y  una hija de un oficial de la Marina española.

    Aunque se sabe poco de la infancia del novelista, Se conoce que estudió primero en Cali, luego en Popayán, y por último en Bogotá, entre 1848 y 1852. Y ya en 1854, lo encontramos luchando en las acciones del Cauca contra la dictadura del general José María Melo, por 7 meses. Intentó dedicarse al comercio, sin demasiado éxito, y probó suerte con la literatura. Sus primeros poemas datan de los años 1859-1860; en la misma época, emprende la escritura de varios dramas históricos. En 1860 tomó de nuevo las armas para combatir al general Tomás Cipriano de Mosquera, que se había levantado contra el gobierno central, y combatió en la batalla de Manizales. En 1864 publicó Poesías, un compendio de su actividad literaria. Luego, en 1867 publicó su novela María, inspirada en una de las tres haciendas de su padre: El Paraíso, en el municipio de El Cerrito, hoy casa museo.

    Tras el éxito alcanzado dentro y fuera de Colombia, se dedicó al periodismo y a la política. Fue cónsul general en Chile. A su regreso, intervino activamente en la política del Cauca, tanto como editor de periódicos como representando a su departamento en la Cámara de Representantes. Intervino de nuevo en las luchas políticas de 1876, en las que tomó de nuevo las armas. Fue expulsado de la Cámara de Representantes en 1879, por un suceso en que Isaacs, ante una sublevación conservadora, se proclamó jefe político y militar de Antioquia.

    Después de esto, se aisló de la política, y publicó, en 1881, el primer canto de un amplio poema que no llegó a concluir, titulado Saulo. Nombrado secretario de la Comisión Científica, exploró el departamento de Magdalena, en el norte de Colombia, hallando importantes yacimientos de carbón, petróleo y hulla. Los últimos años de su vida los pasó retirado en la ciudad de Ibagué (donde había dejado alojada su familia años antes), en el estado de Tolima, proyectando una novela histórica que habría de ser su obra maestra y que jamás llegó a escribir.

Murió en Ibagué el 17 de abril de 1895.

La historia de amor de María y su primo Efraín,  transcurre en los paisajes de El Cerrito, Valle de Cauca, donde los protagonistas luchan por mantener su amor en medio de la enfermedad y la distancia. Efraín y María están juntos durante tres meses, al cabo de los cuales el joven debe viajar a Londres para completar su educación. Cuando regresa, dos años después, descubre que María ha muerto. Efraín no encuentra consuelo, y parte, sin saber muy bien a dónde. La novela, la única que alcanzó a publicar Isaacs, se destaca por darle gran importancia a la descripción del paisaje, así como por la calidad artística de su prosa. Fue tal el éxito que tuvo su publicación dentro y fuera de Colombia, que fue traducida a 31 idiomas.

Etiquetas: , , , , ,

28/04/2014 11:26 Jorge Gomez Arias #. LOS OLVIDADOS No hay comentarios. Comentar.

¿ALGUIEN HA VISTO UN “GATO NEGRO”, “UN CUERVO” O UN “ESCARABAJO DE ORO”?

20130529170239-poe-grave-at-westminster-1.jpg

 

 

Tal vez usted no, pero Edgar Allan Poe sí los vio. Quizás su vida delirante le permitió entrever insondables misterios en estos seres animados. Porque es necesario un espíritu entre enajenado y lúcido para percibir el raro canto del cuervo, o la mirada tuerta e iluminada del gato, o el brillo de un escarabajo. Y, además, rodearlas del enigma con el que se trata de resolver acertijos o rompecabezas.

Probablemente los lectores mojigatos o los que se escandalizan fácilmente, verían en el trasegar vital de Poe, una vida trágica, deslucida o, simplemente −como la describiría mi viejo y moralista profesor de Lengua en el bachillerato−, la de un degenerado. Pienso que más bien fue la vida de un hombre que por su sensibilidad, arrastró una gran cantidad de sufrimiento, lo cual por supuesto, le permitió auscultar en la profundidad del dolor, el Mal, el deterioro y, finalmente, la destrucción. No otra cosa revelan −creo− sus geniales y aterradores cuentos que se mueven entre lo dantesco y lo escalofriante.

Sus cuentos fueron publicados bajo el título de  Cuentos de lo grotesco y de lo arabesco, 1840. Posteriormente se realizaron otras selecciones en 1843 y 1845. LA mayoría de sus narraciones se desarrolla en un ambiente gótico y siniestro  cargado de participaciones sobrenaturales, las que en muchos casos anticipan la literatura moderna de terror; como en  La caída de la casa Usher.

«Su cuento Los crímenes de la calle Morgue (The Murders in the Rue Morgue) se ha considerado, con toda razón, como el fundador del género de la novela de misterio y detectivesca. Destaca también su única novela Las aventuras de Arthur Gordon Pym (The Narrative of Arthur Gordon Pym), de crudo realismo y en la que reaparecen numerosos elementos de sus cuentos. La obra de Poe influyó notablemente en los simbolistas franceses, en especial en Charles Baudelaire, quien lo dio a conocer en Europa».  (Biografías y vidas (2012) Edgar Allan Poe. Recuperado el 19 de enero de 2013 en http://www.biografiasyvidas.com/biografia/p/poe.htm)

Alguien que entendió muy bien a Poe fue el gran Jorge Luis Borges y esto escribía acerca de él en 1949 en La Nación  de Buenos Aires: “Detrás de Poe, (como detrás de Swift, de Carlyle, de Almafuerte) hay una neurosis. Interpretar su obra en función de esa anomalía puede ser abusivo o legítimo. Es abusivo cuando se alega la neurosis para invalidar o negar la obra; es legítimo cuando se busca en la neurosis un medio para entender su génesis. Arthur Schopenhauer ha escrito que no hay circunstancia de nuestra vida que no sea voluntaria; en la neurosis, como en otras desdichas, podemos ver un artificio del individuo para lograr un fin. La neurosis de Poe le habría servido para renovar el cuento fantástico, para multiplicar las formas literarias del horror. También cabría decir que Poe sacrificó la vida a la obra, el destino mortal al destino póstumo”.

----------------------

Imagen de Google: http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/9/9b/Poe_Grave_at_Westminster_1.jpg/220px-Poe_Grave_at_Westminster_1.jpg

 

Etiquetas: , , ,

29/05/2013 13:02 Jorge Gomez Arias #. LOS OLVIDADOS No hay comentarios. Comentar.

¿Y QUIÉN ES ESE JAMES JOYCE?

20130113154902-james-jpyce-3.jpg

Pues es uno de los creadores de una técnica de escritura conocida como monólogo interior o flujo de conciencia y quien incidiría enormemente, de alguna forma, en los autores de la América hispana del Siglo XX agrupados en lo que se conoció como el boom latinoamericano.

Joyce nació en Dublín (Irlanda) en 1882. Su vida no fue precisamente un camino de rosas, pues tuvo que sobrevivir mucho tiempo con la ayuda de sus amigos y benefactores anónimos que creyeron en su potencial como escritor. Arrastró una vida de fatiga y afanes por varias ciudades de Europa, junto con su esposa Nora y sus hijos Giorgio y Lucía. En ciudades como Trieste (Italia),  Zurich (Suiza), París (Francia) intentó sobrevivir como profesor de inglés e italiano, a la vez que se comprometía en empresas fallidas como la de importar tejido de lana a Italia.

No obstante esta vida irregular, por decir lo menos, Joyce tuvo oportunidad de conocer o frecuentar a escritores que se convertirían en los más representativos del Siglo XX como Proust, Yeats, Ezra Pound y Samuel Beckett, quien, con sus crítica afirmativa, dio un gran espaldarazo a la obra del irlandés.

 

En medio de los altibajos de su vida, Joyce fu componiendo las obras que luego le darían un sitial en la literatura universal: Dublineses, Retrato de un artista adolescente y, sobre todo, Ulises.

Según el crítico español Francisco García Tortosa, Ulises es una de las novelas más influyentes, discutidas y renombradas del siglo XX; unos tienen referencias de ella porque siempre ha estado rodeada de escándalo, otros por su poderoso carácter vanguardista, por su creatividad verbal, la mayor después de Shakespeare, por haber sido la descubridora de las interioridades del hombre moderno. También ha recibido comentarios de muy distinto signo, por lo que la crítica, casi cien años después de su publicación, sigue sin ponerse de acuerdo sobre su significado.

José María Valverde hace referencia al enorme poderío verbal de Joyce y a la gran dificultad de la lectura de Ulises. Su autor, gran poeta, disfrutaba de una poderosa memoria verbal e incorporó a la obra innumerables asociaciones lingüísticas, citas literarias, trozos de óperas, canciones, vocablos extranjeros, chistes y juegos de palabras, términos teológicos y científicos..., a todo lo cual hay que añadir que cada capítulo o fragmento de la novela está escrito en un estilo distinto: monólogo interior, imitación de inglés arcaico, del lenguaje periodístico, teatral, hasta del esquema de preguntas y respuestas del catecismo. Para Nabokov, este constante desplazamiento del punto de vista aporta a la obra «un conocimiento más variado, un vislumbre más fresco y vivo de este o aquel aspecto». (En: http://es.wikipedia.org/wiki/Joyce)

Por otra parte, “La crítica internacional coincide en valorar la figura de James Joyce como una de las más importantes e influyentes en la cultura literaria del siglo XX, al lado de las de Franz Kafka, Marcel Proust, Jorge Luis Borges o William Faulkner.”

Después de alcanzar la consagración definitiva y huyendo de la ocupación nazi, los Joyce se refugiaron en Zurich donde el autor de Ulises fallecería el 13 de enero de 1941.

<a href="http://bitacoras.com/anotaciones/[enlace a la anotación]"><img src="http://bitacoras.com/votar/anotacion/imagen/[tipodeboton]/[enlace a la anotación]" alt="votar" title="Votar esta anotación en Bitacoras.com" /></a>

Etiquetas: , , , , ,

13/01/2013 11:49 Jorge Gomez Arias #. LOS OLVIDADOS No hay comentarios. Comentar.

UNA PARADOJA VITAL: MÁXIMO GORKI

20120618180607-maximo-gorki-images.jpg

Que no siempre una niñez desgarrada y terrible conduce a una edad adulta desastrosa, lo prueba la vida del escritor ruso Máximo Gorki. Él nació en Novgorod el 28 de marzo de 1868 y a los cinco años perdió a su padre. Por tal razón tuvo que ir a vivir, junto con su madre, a casa del abuelo. Sin embargo, allí sólo se respiraba odio, tal como él mismo  lo indica: "Había dado comienzo y comenzado a fluir con espantosa rapidez una vida espesa, abigarrada, indescriptiblemente extraña. La recuerdo como un cuento terrible, bien relatado por un genio bueno, pero de una veracidad torturante... La casa del abuelo estaba llena del abrasador humo de la mutua inquina que se tenían todos; aquella inquina envenenaba a los mayores y hasta los pequeños participaban activamente en ella." A la muerte de la madre, cuando tenía once años, el abuelo prácticamente lo echa de la cas con estas palabras: "Bueno, Lexei, tú no eres ninguna medalla para que yo te lleve colgado del cuello; ese no es tu sitio; anda, vete por el mundo a ganarte el pan".

El joven Gorki, pues, comenzó a desempeñar oficios variados a muy corta edad. En el transcurso de dieciocho años, desde 1875 hasta 1893, el autor trabajó como empleado de pintor, ayudante de panadero, camarero de barco, empleado de ferrocarriles y hasta como vendedor de bebidas.

La obra de Máximo Gorki creció rápidamente. Ya para 1898, había reunido su producción narrativa en dos volúmenes. Su persona era cada vez más popular, sus cuentos agradaban al público y su fama trascendió las fronteras para llevar su nombre por toda Europa.

Entonces, también sus producciones teatrales Pequeños burgueses y Los bajos fondos alcanzaron el éxito. Fueron llevadas a escena en 1902 en el Teatro de Artes de Moscú y más tarde recorrieron los mejores escenarios de Europa. Estas obras de teatro emplearon innovadoramente técnicas naturalistas estructurando una serie de tramas paralelas en las que prácticamente todos los personajes tenían la misma importancia. En otros campos siguió alcanzando nuevos logros. De la narrativa corta pasó a las novelas extensas con obras tales como “Varen’ka Olesova” (1898), Foma Gordeev (1899) y Los tres (1900).

En San Petersburgo estableció contacto con destacados marxistas que le motivaron a volver la vista hacia los problemas sociales y lo convencieron sobre la conveniencia del movimiento revolucionario. También en su obra plasmó su simpatía con estos ideales como lo muestran sus dramas: Los veraneantes, Los hijos del sol, Los enemigos o Los bárbaros y sus poemas El canto del halcón, El hombre y El canto del petrel. La censura, no obstante recayó sobre algunos de ellos. Fue nombrado miembro honorario de la Academia Imperial de Ciencias, pero en 1902 le fue anulado el puesto a causa de diferencias políticas. Sin embargo Máximo Gorki no estaba dispuesto a ceder en sus ideales y siguió apoyando a la Revolución, lo que lo llevó a la cárcel.

En 1907 se mudó a Capri por severos problemas de salud; ese mismo año y en ese mismo lugar escribió su obra más popular, La madre en la cual relata la evolución del pensamiento de la madre de un obrero socialista así como el entorno de la Rusia revolucionaria. En la isla italiana formó un centro de emigración revolucionaria hasta poco antes de estallar la Primera Guerra Mundial. Mientras tanto, su fama iba en decadencia y él mismo sufría una crisis de identidad influenciado por las ideas de Tolstoi.

Al estallar la Revolución rusa en 1917, él se encontraba en su país y trabajó activamente en el ámbito cultural hasta 1921 cuando se trasladó a Alemania donde permaneció tres años.

Después estuvo en Sorrento y en 1928 regresó a la URSS de la mano de Stalin, donde empezó la etapa de su obra en que sustentó el régimen soviético. Fue nombrado presidente del sindicato de escritores soviéticos. En 1935, su hijo es asesinado, a lo que se le acusa a la oposición troskista, pero sin poder mostrar evidencia alguna de esto. Y se piensa que Máximo Gorki murió repentinamente de una neumonía en Moscú, el 18 de junio de 1936, en la dacha "Gorki" de Lenin.

Fuente: Adaptación de http://es.wikipedia.org/wiki/M%C3%A1ximo_Gorki

Imagen de Google

Etiquetas: , , , ,

18/06/2012 14:06 Jorge Gomez Arias #. LOS OLVIDADOS No hay comentarios. Comentar.

ANTON CHEJOV: UN MAESTRO DEL CUENTO

20120129092747-anton-chejov-2-images.jpg

   La crítica moderna considera a Chéjov uno de los maestros del cuento. En gran medida, a él se debe el relato moderno en el que el efecto depende más del estado de ánimo y del simbolismo que del argumento. Sus narraciones, más que tener un clímax y una resolución, son una disposición temática de impresiones e ideas.
Su nombre quedó en la historia de la literatura como uno de los grandes maestros del cuento.
   Había nacido en Taganrog (Ucrania) el 29 de enero de 1860. En su juventud se inclinó por los estudios de Medicina, la cual pronto se vio cambiada por el oficio de escritor.
   Chejov es, al mismo tiempo, protagonista y privilegiado espectador del cambio que se operaba en Rusia y supo plasmar, con extrema lucidez, las fluctuaciones de un país que se encaminaba lentamente hacia la modernidad y la industrialización. A lo largo de su corta carrera como escritor dio gran impulso a la narrativa corta y al teatro, siguiendo una original estructura dramática que lo daría a conocer en el mundo entero. La Rusia de la segunda mitad del siglo XIX, convulsionada por la agitación político-social que daría vida a la revolución, tomaba conciencia de su historia nacional de la mano de un grupo de intelectuales liderados por Pushktin, Tolstoi, Dostoievsky y Chejov entre otros; y al mismo tiempo era protagonista de un cambio profundo que amenazaba quebrar los oxidados cimientos del sistema tradicional.
   Como fiel testigo de su época, su teatro supo plasmar las fluctuaciones de un país que se encaminaba hacia la modernidad y la industrialización. Sus dramas manifiestan la imposibilidad del hombre moderno de llevar a cabo sus deseos, y de tolerar la desidia, la inercia moral, y la falta de responsabilidad.
Chéjov murió en el balneario alemán de Badweiler el 14/15 de julio de 1904, mientras intentaba curarse del mal que lo aquejo gran parte de su vida.
Indudablemente las obras más conocidas de Chejov en Occidente son la sala Nº 6, El tío Vania, El jardín de los cerezos, La gaviota  y La dama del perrito.
 

 

Puedes encontrar más información sobre Anton Chejov consultando en:

http://www.almargen.com.ar/sitio/seccion/teatro/chejov/
http://www.epdlp.com/escritor.php?id=1582

 

(Imagen tomada de Google)

Etiquetas: , , , , ,

29/01/2012 05:27 Jorge Gomez Arias #. LOS OLVIDADOS No hay comentarios. Comentar.

PAUL VERLAINE, UNA VIDA BORRASCOSA… LLENA DE POESÍA

20120109144257-paul-verlaine-28076.jpg

 (Metz, 30 de marzo, 1844 - París, enero 8, 1896) Poeta francés. Considerado el maestro del decadentismo y principal precursor del simbolismo, es, en realidad, el único poeta francés que merece el epíteto de «impresionista» y, junto con Victor Hugo, el mayor poeta lírico francés del s. XIX. En 1851 su familia se instaló en París, donde Verlaine trabajó como escribiente en el ayuntamiento (1864). En 1866 publicó su primer libro, Poemas saturnianos, que revela la influencia de Baudelaire, al que siguieron Fiestas galantes (1869), en el que describe un universo irreal a lo Watteau, y La buena canción (1870).

Después de una crisis producida por el amor no correspondido que le inspiró su prima Élise Moncomble, halló una efímera estabilidad en su matrimonio con Mathilde Mauté (1870), disuelto a raíz de sus relaciones, a partir de 1871, con Arthur Rimbaud, con quien viajó a Bélgica y a Gran Bretaña (1872-1873). El 10 de julio de 1873, en Bruselas, hirió de bala a Rimbaud, quien le había amenazado con abandonarle. Condenado a dos años de prisión, salió de la cárcel después de recobrar la fe.

Su etapa de madurez se inicia con la publicación de Romanzas sin palabras (1874), que revela una poética nueva, basada en la música del verso, y expresa su desgarramiento, dividido entre Rimbaud y Mathilde. Tras una última riña con Rimbaud en Stuttgart, regresó a Gran Bretaña (1875), donde se dedicó a la enseñanza hasta que regresó a Francia (1877). Después de una recaída en el alcoholismo, volvió a Gran Bretaña con su alumno favorito, Lucien Létinois (1879-1880).

En 1881 publicó Cordura, poemario de inspiración religiosa, y en 1883, tras la muerte de Létinois, llevó en Coulommes una vida escandalosa. De este período data la publicación de Los poetas malditos (1884), en que dio a conocer a Rimbaud, Tristan Corbière y Stéphane Mallarmé, y Antaño y ahora (1884). Tras una nueva estancia en la cárcel por haber intentado estrangular a su madre hallándose bajo los efectos del alcohol, pasó a residir definitivamente en París (1885), donde fue a menudo hospitalizado.

Aparte de obras en prosa, como Mis hospitales (1892), de su producción de esta última etapa destacan algunas obras poéticas de tema religioso (Amor, 1888; Liturgias íntimas, 1892) y de tema erótico (Paralelamente, 1889; Mujeres, 1890; Canciones para ella, 1891; Odas en su honor, 1893; Elegías, 1893; En los limbos, 1894). En sus últimos años gozó de gran prestigio literario (dio conferencias en Bélgica y Gran Bretaña, fue elegido «Príncipe de los poetas» en 1894), lo que contrasta con la miseria y el estado de ruina en que vivía.

TOMADO DE: http://www.biografiasyvidas.com/biografia/v/verlaine.htm

IMAGEN DE: Google y azurworld-colombia.com

VER POEMAS EN: http://amediavoz.com/verlaine.htm#CANCI%C3%93N%20DE%20OTO%C3%91O

Etiquetas: , , , , ,

09/01/2012 10:42 Jorge Gómez A. #. LOS OLVIDADOS No hay comentarios. Comentar.

ÉMILE ZOLA: LA NOVELA DEL NATURALISMO

20110930182010-220px-manet-edouard-portrait-of-emile-zola.jpg

“Escritor francés y fundador del movimiento naturalista. Zola nació en París, el 2 de abril de 1840, hijo de un ingeniero civil italiano. Tras la muerte de su padre, la familia vivió en la pobreza. Su primer trabajo fue el de empleado en una editorial. A partir de 1865 se ganó la vida escribiendo poemas, relatos y crítica de arte y literatura. Su primera novela importante, Thérèse Raquin (1867), es un detallado estudio psicológico del asesinato y la pasión. Más tarde, inspirado por los experimentos científicos sobre la herencia y el entorno, Zola decidió escribir una novela que ahondara en las profundidades de todos los aspectos de la vida humana, que documentara los males sociales, al margen de cualquier sensibilidad política. Asignó a esta nueva escuela de ficción literaria el nombre de naturalismo y escribió una serie de veinte novelas entre 1871 y 1893, bajo el título genérico de Les Rougon-Macquart, con el fin de ilustrar sus teorías a través de una saga familiar. Tras una ardua investigación produjo un sorprendente y completo retrato de la vida francesa, especialmente la parisina, de finales del siglo XIX. Sin embargo, fue calificado de obsceno y criticado por exagerar la criminalidad y el comportamiento a menudo patológico de las clases más desfavorecidas. Algunos de los libros que se ocupan de las cinco generaciones de la familia Rougon-Macquart, alcanzaron una gran popularidad. Entre las novelas de esta serie destacan La taberna (1877), un estudio sobre el alcoholismo; Nana, basada en la prostitución; Pot-bouille (1882), un análisis sobre las pretensiones de la clase media; Germinal (1885), un relato sobre las condiciones de vida de los mineros; La bestia humana (1890), una novela que analiza las tendencias homicidas; y El desastre (1892), un relato sobre la caída del Segundo Imperio. Estos libros, que el propio Zola consideraba documentos sociales, influyeron enormemente en el desarrollo de la novela naturalista. Sus obras posteriores, escritas a partir de 1893, son menos objetivas, más evangelizantes y, en consecuencia, menos logradas como novelas. Entre éstas figura la serie Las tres ciudades (3 volúmenes, 1894-1898), que incluye Lourdes (1894), Roma (1896) y París (1898). Zola escribió también varios libros de crítica literaria en los que ataca a sus enemigos, los escritores románticos. El mejor de sus escritos críticos es el ensayo La novela experimental (1880) y la colección de ensayos Los novelistas naturalistas (1881). En enero de 1898 Zola se vio envuelto en el caso Dreyfus, cuando escribió una carta abierta que se publicó en el diario parisino L'Aurore. Es la famosa carta conocida como 'J'accuse' ('Yo acuso'), en la que Zola arremete contra las autoridades francesas por perseguir al oficial de artillería judío Alfred Dreyfus, acusado de traición. Tras la publicación de esta carta, Zola fue desterrado a Inglaterra durante un año. Murió en París, el 29 de septiembre de 1902, intoxicado por el monóxido de carbono que producía una chimenea en mal estado.

(Tomado de http://www.epdlp.com/escritor)

Imagen de Wikipedia: Retrato de Émile Zola por Edouard Manet


Etiquetas: ,

30/09/2011 14:20 Jorge Gomez Arias #. LOS OLVIDADOS No hay comentarios. Comentar.

GEORGES SIMENON Y “EL INSPECTOR MAIGRET”

20110904191356-inspector-maigret-images.jpg

La evolución de la novela policiaca y, sobre todo, la intrepidez y a veces crudeza con la que la presenta el cine, han hecho olvidar la simpleza, que no ingenuidad, con la que Georges  Simenon construyó sus tramas.  «A diferencia de muchos autores de hoy, quienes intentan construir una intriga lo más compleja posible -como en un juego de ajedrez- Simenon propone una intriga simple, con un argumento y personajes definidos, y un héroe dotado de humanidad, obligado a ir al borde de sí mismo, de su lógica. El mensaje de Simenon es complejo y ambiguo: ni culpables ni inocentes absolutos, sólo culpabilidades que se engendran y se destruyen en cadena. Las novelas del escritor sumergen al lector en un mundo rico de formas, colores, olores, ruidos, sabores y sensaciones táctiles; al que se entra desde la primera frase...» (http://es.wikipedia.org/wiki/Georges_Simenon)

 

Simenon es el creador de un personaje de fábula, el inspector Maigret, que se aleja bastante de otros personajes creados por insignes novelistas del género policiaco como Agatha Christie (el inspector Poirot), Arthur Conan Doyle (Sherlock Holmes) y,  si nos vamos mucho más lejos, Ian Fleming (James Bond).  «Jules Maigret fue el protagonista de 78 novelas y 28 cuentos, y es uno de los detectives literarios más recordados por los lectores y, sin duda, el más querido. Abrió el camino del policial europeo -ese que se distanció tanto de la novela inglesa de enigma como de la novela negra norteamericana para instalarse en un clima de pequeños cafés y tabernas, en fondas que guardan el olor de muchos guisos, en pensiones y arrabales menos violentos que sórdidos o melancólicos. Maigret es el rey indiscutible de ese ambiente, y podríamos afirmar que es él mismo quien lo construye, en tanto son siempre su perspectiva y su universo moral los que tenemos al transitarlo. Es probable que el notable éxito de la serie, que la simpatía y el afecto conquistados por el personaje, y el respeto obtenido por su creador, Georges Simenon, se apoyen en la sólida legalidad que el comisario de la Policía Judicial va desplegando a su paso, y que, aún ahora, pasados tantos años, sigue impermeable a las objeciones políticamente correctas, a los reclamos de veracidad y a las exigencias de precisión que amenazan a tantos mundos ficticios.»

(En: Platero, Soledad. http://confrariadospoetasdejaguarao.blogspot.com/2011/08/el-inspector-maigret-resenha-de-soledad.html)

 

Georges Simenon nació en la ciudad belga de Lieja, el 13 de febrero de 1903, además era viernes. Se dice, entonces, que por superstición, su familia prefirió declarar el 12 de febrero como el día oficial de su nacimiento. No puede negarse, pues, que su vida estuvo precedida por el misterio. Es más, por parte  de su madre, procedía de Gabriel Brühl, agricultor y criminal de la banda de los verts-boucs que azotó Limburgo a partir de 1726, desvalijando granjas e iglesias durante el régimen austríaco, y que terminó colgado en septiembre de 1743 en el Patíbulo de Waubach. Esta ascendencia explica quizás el particular interés del comisario Maigret por las gentes sencillas convertidas en asesinos.

 

«En enero de 1919, en abierto conflicto con su madre, Simenon debuta como reportero de la sección de sucesos del periódico conservador La Gazette de Liège, dirigido por Joseph Demarteau tercero. Esta etapa periodística fue para el joven Simenon, a la edad de dieciséis años, una experiencia extraordinaria que le permitió conocer los recovecos de una gran ciudad, tanto en la política como en la criminalidad; asimismo, pudo adentrarse en la vida nocturna, conoció los ambientes marginales de los bares y de las casas de paso, y aprendió a redactar de manera eficaz. Escribió más de 150 artículos bajo el seudónimo « G.Sim ». Durante este periodo se interesó particularmente en las investigaciones policiales y asistió a conferencias sobre el método policíaco científico, impartidas por el criminalista francés Edmond Locard.» (http://es.wikipedia.org/wiki/Georges_Simenon)

 

A comienzos de los años 70 abandonó la ficción para escribir preferentemente textos autobiográficos, entre ellos “Memorias Íntimas” (1981). El último título con Maigret de protagonista fue “Maigret y El Señor Charles” (1972). George Simenón murió en la ciudad suiza de Lausana el 4 de septiembre de 1989. Tenía 86 años.

 

Como muestra de su prolijidad literaria, algunas de sus obras vertidas al español son:

  • Pietr el letón (Pietr-le-Letton) (1931)
  • El ahorcado de la iglesia (Le pendu de Saint-Pholien) (1931)
  • El asesino del canal (Le charretier de la Providence) (1931)
  • El perro canelo (Le chien jaune) (1931)
  • La noche de la encrucijada (La nuit du carrefour) (1931)
  • Maigret y su muerto (Maigret et son mort) (Diciembre de 1947)
  • La primera investigación de Maigret (La première enquête de Maigret, 1913) (1948)
  • Las memorias de Maigret (Les mémoires de Maigret) (septiembre de 1950)
  • El revólver de Maigret (Le revolver de Maigret) (junio de 1952)
  • Maigret y el hombre del banco (Maigret et l’homme du banc) (1953)
  • Maigret en la escuela (Maigret à l’école) (diciembre de 1953)
  • Maigret y el caso del ministro (Maigret chez le ministre) (agosto de 1954)
  • Un fracaso de Maigret (Un échec de Maigret) (marzo de 1955)
  • Los escrúpulos de Maigret (Les scrupules de Maigret) (diciembre de 1957)
  • Maigret y los testigos recalcitrantes (Maigret et les témoins récalcitrants) (1958)
  • Maigret y los ancianos (Maigret et les vieillards) (junio de 1960)
  • Maigret y el ladrón perezoso (Maigret et le voleur paresseux) (enero de 1961)
  • Maigret y las buenas personas (Maigret et les braves gens) (septiembre de 1961)
  • Maigret y el cliente del sábado (Maigret et le client du samedi) (febrero de 1962)
  • Maigret y el caso Nahour (Maigret et l’affaire Nahour) (febrero de 1966)
  • Maigret y el asesino (Maigret et le tueur) (abril de 1969)
  • Maigret y el mayorista de vinos (Maigret et le marchand de vin) (septiembre de 1969)
  • La loca de Maigret (La folle de Maigret) (mayo de 1970)
  • Maigret y el hombre solitario (Maigret et l’homme tout seul) (febrero de 1971)
  • Maigret y el confidente (Maigret et l’indicateur) (junio de 1971)
  • Maigret y Monsieur Charles (Maigret et Monsieur Charles) (febrero de 1972)

(Imagen tomada de Google)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetas: , , , , ,

04/09/2011 15:13 Jorge Gómez A. #. LOS OLVIDADOS No hay comentarios. Comentar.

Cartas Olvidadas

20110619051901-cartas-olvidadas.png

CARTAS OLVIDADAS

 

 

Sinfonía de presagios que estigmatiza la impiedad

Déjame llorar esta noche, las carencias de mi alma

Morder mi pañuelo blanco, hasta bordarlo con sangre

De la boca que agoniza, huérfana de tus besos

 

Dolor pintado de azul, el de las aguas del mar

Que necesita la ola para su sed calmar

Abisma las sombras para que pase la luz.

De la noche, emula el molde,

Cuando descorre su velo para que llegue el sol

 

Revisa el aire que inhalo, también el que exhalo

Y mira los pesares impetuosos y profundos

De mi pobre corazón

Tiñendo las entrañas, que no comprende la saña

Con el amor que quedó repartido en un papel

 

El viento del olvido desparramó las palabras

Por sitios que la memoria jamás habitó

Con su incesante vigor borró las huellas por siglos.

Mi alma llora esta noche, sobrecogida de frío

 

Teresa Ternavasio

 

19/06/2011 01:19 Gris Zabala #. LOS OLVIDADOS No hay comentarios. Comentar.

Los Crotos

20110612060541-linye1.jpg

He aqui en lo que van a leer algo que se da como perteneciente a un pasado, a una historia...pero lo estoy viendo en estos dias... ¿por la globalizacion ahora regresaron?, no lo se...pero siguen siendo los eternos "olvidados".

Muchos linyeras o crotos (llamados así porque se beneficiaron de una ordenanza dictada en 1920 por el gobernador radical José Camilo Crotto, que permitió a los braceros viajar libremente en los trenes de carga cuando fueran a trabajar a las cosechas) recorrían el país con textos de Bakunin, Kropotkine y Malatesta. El croto, individualista, con toques románticos, preindustrial, era un campo fértil para que prendieran las ideas libertarias. Héctor Woollands, un militante del "crotismo", ya muy anciano declaró hace seis años: "Durante la crisis del treinta campeaba la vocación por el anarquismo, y la FORA, Federación Obrera Regional Argentina, propiciaba la expropiación: "todo es de todos, y tenemos derecho a tomar lo necesario para subsistir". Entonces, si no había trabajo, antes que cometer la bajeza de pedir limosna era preferible correr el riesgo de salir de noche a manotear alguna gallina, para sobrevivir, no para acumular. Los delegados de la FORA, cuando salían de gira, iban de crotos en los trenes, no tenían viáticos. También era común que los crotos llevaran un par de libros en su mono, que intercambiaban en las "ranchadas".

La mayoría de los crotos, sin embargo, eran hombres marginados por la sociedad, muchos de ellos inmigrantes, sin familia, solitarios, que recorrían en los trenes los desérticos paisajes de la Argentina. Trabajaban en la cosecha de maíz, que se recogía a mano, y se hospedaban en los galpones donde se guardaba el cereal. "Pero en los tiempos de las crisis económicas, se agregaban miles de crotos nuevos. Pequeños comerciantes arruinados y hombres sin trabajo incrementaban el número. La Policía los llevaba como ganado por las calles del pueblo para interrogarlos, identificarlos, amenzarlos, maltratarlos y dispersarlos. La sociedad los rechazaba: la mayoría no se volvía a integrar", escribe Hugo Nario en El mundo los crotos, del Centro Editor de América Latina.

En su "mono", dice Nario, el croto llevaba muy poco: un par de pantalones, un poncho o frazada, unas cuantas bolsas de maíz para abrigarse. Y en su "bagayera"(una bolsita generalmente de lona) el croto guardaba todo su "capital": una ollita sobre la que ponía un plato de lata, y arriba la pava, y dentro de ésta, el mate, tenedor, cuchara, bombilla. El cuchillo siempre se llevaba en la cintura, aclara Nario. Yerba, café, azúcar, el frasquito con sal y pimienta. El croto usaba gorra, boina, y pocas veces sombrero. Pañuelo o toalla al cuello. Casi siempre, alpargatas. Un croto, a los 40 años, ya era más que maduro. A los 50, se lo podía considerar un viejo. ¿Qué significaba envejecer?, se pregunta Nario. No poder resisitr el frío, el cansancio y el hambre. Y, sobre todo, no poder subirse a los trenes de carga a la carrera, ni trepar hasta sus techos.

Según una estadística oficial del Ferrocarril Sud, en 1936 había 350 mil crotos. A fines de la década del 40, con la industrialización, el croto pasó a ser un recuerdo. Una imagen, un pedazo de historia, una triste memoria.


http://edant.clarin.com/suplementos/zona/2002/10/27/z-00301.htm


http://juanenlacalle.blogspot.com/2010/04/linyeras-que-yo-conoci-2-parte.html

12/06/2011 02:05 Gris zabala #. LOS OLVIDADOS No hay comentarios. Comentar.

PUSHKIN: DE LA ARISTOCRACIA A LA REBELIÓN

20110529043448-5337385180-e8f9b09083-m-pushkin.jpg

A pesar de haber nacido en el seno de aristocrática familia, Pushkin fue un ardiente opositor del régimen Zarista, sobre todo del régimen de Alejandro I. Aunque, contradictoriamente, igualmente fue protegido del Zar Nicolás quien a la muerte temprana del poeta también asumió sus deudas y pensionó a su familia.

En realidad, la vida de Pushkin fue bastante agitada tanto en lo político como en lo personal. Perteneció a grupos clandestinos de poetas radicales Acusado de sedición por su poema Oda a  la libertad y otros del mismo corte, estuvo a punto de ser desterrado a Siberia, pero le rebajaron el castigo y fue puesto a las órdenes de un general en Crimea y el Cáucaso.

En Kishiniov ingresó en la logia masónica Ovidio, pero su vida disoluta, las juergas, correrías, amoríos, la pasión por los naipes y el juego, dos duelos y su convivencia durante dos meses con una tribu de gitanos agotaron la paciencia del General  Ínzov y Pushkin fue enviado a Odesa a las órdenes del general Voronstov.

Alejandro Pushkin es considerado el iniciador de la literatura rusa moderna. Con todo, “la influencia de Byron es percibida según algunos críticos literarios en la poesía de Pushkin: El prisionero del Cáucaso (1821), en el que se describen las costumbres guerreras de los circasianos. La fuente de Bajchisarái (1822) que traduce la atmósfera del harén y evocaciones de Crimea, y Los zíngaros (1824). Asimismo Gavriliada (1821), poema blasfemo, que refleja los ideales de Voltaire. De 1824 a 1826 fue confinado en Mijáilovskoye, en una de sus propiedades, lo que le permitió terminar su obra Eugenio Onegin (18231830), escribir su tragedia: Borís Godunov (18241825), y componer los "cuentos en verso" irónicos y realistas.” (Wikipedia)

Pushkin falleció relativamente muy joven a causa de un balazo que recibió en un duelo con alguien que había ofendido a su esposa. Había nacido un 26 de mayo de 1799 en Moscú y su deceso se produjo el 29 de enero de 1837 en San Petersburgo.

A pesar de su muerte temprana, Pushkin dejó una obra prolija y rica desde el punto de vista literario.

Etiquetas: , , , , ,

29/05/2011 00:38 Jorge Gomez Arias #. LOS OLVIDADOS No hay comentarios. Comentar.

Escritores olvidados...

20110305235059-20060715144504-la-mujer-justa.jpg

Sandor Marai. Me encanta Sandor Marai. Sus Confesiones de un burgués son unas de las mejores memorias que jamás he leído. Me enamoré de él leyendo La mujer justa. Y ahora quiero ir volver a Budapest para hacer una ruta Sandor y volar a Kosice para ver su estatua. Marai no es un desconocido, aunque cuando se suicidó en 1989 nadie se acordaba de él. Es el primer escritor de la lista de olvidados y no vendidos a su muerte. Marai había sido un gran éxito en la Europa de Entreguerras, uno de los escritores más traducidos de la época. Pero cuando Hungría se convirtió en un país comunista fue tachado de escritor burgués y tuvo que exiliarse. Fue dando tumbos por el mundo con su esposa Lola y hacía crónicas para la radio. Pero sus libros no eran editados y dejó de leerse su obra. Su mujer se murió de cáncer a mediados de los 80 y eso lo hizo terriblemente desgraciado. Se pegó un tiro en San Diego, Estados Unidos. En los 90 un traductor encontró su nombre en una especie de índice de escritores olvidados… y voilà! Marai recuperado y reconvertido en best seller

La mujer justa de Sándor Márai: Sinopsis

Tres voces, tres puntos de vista, tres sensibilidades diferentes para desentrañar una historia de pasión, mentiras, traición y crueldad concebida por Sándor Márai en los años cuarenta, los años de El último encuentro y Divorcio en Buda, la época más fértil y lúcida de la obra del gran escritor húngaro. Compuesta de tres monólogos, correspondientes a los tres personajes que conforman la novela, esta edición de La mujer justa reúne por primera vez en castellano las dos primeras partes, publicadas en 1941 en Hungría, y la tercera, escrita durante el exilio italiano de Márai y añadida a la versión alemana de 1949.
  Una tarde, en una elegante cafetería de Budapest, una mujer relata a su amiga cómo un día, a raíz de un banal incidente, descubrió que su marido estaba entregado en cuerpo y alma a un amor secreto que lo consumía, y luego su vano intento por reconquistarlo. En la misma ciudad, una noche, el hombre que fue su marido confiesa a un amigo cómo dejó a su esposa por la mujer que deseaba desde años atrás, para después de casarse con ella perderla para siempre. Al alba, en una pequeña pensión romana, una mujer cuenta a su amante cómo ella, de origen humilde, se había casado con un hombre rico, pero el matrimonio había sucumbido al resentimiento y la venganza. Cual marionetas sin derecho a ejercer su voluntad, Marika, Péter y Judit narran su fallida relación con el crudo realismo de quien considera la felicidad un estado elusivo e inalcanzable.
  Márai inició su carrera literaria como poeta y ese aliento pervive en La mujer justa. En esta novela están sus páginas más íntimas y desgarradas, las más sabias. Su descripción del amor, la amistad, el sexo, los celos, la soledad, el deseo y la muerte apuntan directamente al centro del alma humana.

http://www.lecturalia.com/libro/15478/la-mujer-justa

http://carnedelecturas.wordpress.com/2011/02/13/escritores-que-murieron-pobres-oy-olvidados/

http://www.alohacriticon.com/viajeliterario/article1434.html

05/03/2011 19:52 Gris zabala #. LOS OLVIDADOS No hay comentarios. Comentar.

Escultores Olvidados

20110207031650--9133644-43a4bb01.jpg

Un libro repasa los símbolos olvidados del escultor renacentista Damián Forment

Carmen Morte presentó  una monografía que reivindica la figura del autor del retablo mayor del Pilar.

Damián Forment demostró su talento en los retablos de la basílica del Pilar y de la catedral de Huesca. Sin embargo, la historia le ha dejado un poco apartado. "Ni los teóricos del siglo XVI ni los historiadores aragoneses nos hemos ocupado de él. Pero su obra se puede comparar con la de otros grandes de la época como Alonso Berruete", afirmó Carmen Morte, autora de ’Damián Forment, escultor del renacimiento’, la primera monografía que rescata la figura del artista valenciano.

Ella es catedrática de Historia del Arte de la Universidad de Zaragoza y lleva veinte años investigando a Forment. Ayer presentó este libro, acompañada de Antonio Aznar, presidente de la CAI, que ha editado la publicación. "Se habían hecho estudios parciales, nunca algo con tanta profundidad. Es una obra maestra", aseguró Aznar.

Morte recordó que Forment tuvo mucho éxito en el siglo XVI y llegó a tener hasta tres talleres, rodeado siempre de los "mejores" artistas: "Con sus obras nos trajo las últimas tendencias que aprendió de los italianos, entre ellos Da Vinci". De allí que el valenciano -aunque su padre era del Bajo Aragón- se comparara a sí mismo con los grandes y utilizara muchos símbolos en sus obras.

"Estaba atento a las novedades. Fue uno de los pocos escultores de entonces que se atrevió con los autorretratos: en el retablo del Pilar aparece junto a su esposa; en el de Huesca, con su hija. En ambos con gorros, que eran los de moda en su época", comentó la catedrática.

 En las esculturas del Pilar, Forment fue un poco más allá. "Es su gran obra, hasta él se sorprendió del reconocimiento que obtuvo", reveló Morte. En ese retablo aparece una cesta con un alabastro, un martillo y un cincel, rodeado de espigas de trigo. "Su apellido es valenciano, en español significa trigo. Y las herramientas eran para mostrar que estaba muy satisfecho con su profesión".

 El recorrido por la vida de Forment también pasa por el que la autora denomina "su peor fracaso", el del Monasterio de Poblet, en Tarragona, donde no le querían ni pagar. Termina en Santo Domingo de la Calzada, en La Rioja, donde se supone que está enterrado el escultor, que murió en 1540 sin ver terminado el retablo que preparaba para la catedral de esa localidad.

 Para Morte, ser la autora del libro -que incluye un cedé con casi mil páginas de documentos- ha sido un "privilegio", porque le permitió conocer de cerca las piezas del valenciano. Desde 1994, cuando se comenzó con la restauración del retablo mayor del Pilar, pudo acercarse a la escultura y verla "como pocos" han podido: "Desde entonces les digo a mis alumnos que esa visita la tienen que hacer con prismáticos".

 

GUILLERMO ARAGÓN. Zaragoza

06/02/2011 23:16 Gris Zabala #. LOS OLVIDADOS No hay comentarios. Comentar.

EUGENIO SUE Y LA NOVELA DE FOLLETÍN

20101211123406-2561250125-a702da8bf2-m.jpg

Quizás El judío errante  o Los misterios de París sean nombres de novelas de la época juvenil que aún estén en nuestra memoria.  Esas obras, plenas de aventuras y sucesos fantásticos, inverosímiles y exóticos literalmente capturaron la atención del público lector de los años  40 del siglo XIX. Y ello no sólo por sus contenidos llenos de suspenso, sino porque fueron obras producidas a través de folletines. Es decir, a través de suplementos que semanalmente entregaban los periódicos de la época. Se mantenía así al lector en vilo a la espera de la próxima entrega para saber cómo terminaría el asunto.

Uno de los iniciadores de este subgénero literario fue Eugenio Sue, autor de los títulos mencionados.

Él nació en París en el año de 1804. No podríamos afirmar que su vida fue turbulenta, pero sí podemos decir que fue uno de los personajes típicos del movimiento romántico que por aquella época estaba en pleno furor. Fue médico cirujano de la Marina, dilapidó la fortuna heredada de su padre, enamoró a todas la mujeres de París, defendió las ideas socialistas de su época y, por último, fue el gran colonizador, junto con Alejandro Dumas, Balzac, Flaubert y otros, de la novela de folletín y la novela por entregas.

Sue falleció en 1857, dejando dentro de su producción literaria obras de irregular calidad como las mencionadas, además de “Los siete pecados capitales, El comendador de Malta, Leyendas del pueblo, Kernock el pirata y La marquesa Comelia Alfi.

__________________________________

Imagen: Flickr

Etiquetas: , , , ,

11/12/2010 08:34 Jorge Gómez A. #. LOS OLVIDADOS Hay 2 comentarios.

EL PROFETA DEL SURREALISMO

20100922155643-images-breton.jpg

Estamos a 44 años de la muerte de André Breton y ya muy pocos nos acordamos de la vida de este hombre que prácticamente desencadenó uno de  los movimientos fundantes de la posmodernidad. Sin temor a equivocarnos, podemos decir que Breton, nacido en  Tinchebray (1896) en la Baja Normandía  francesa, fue el hombre que comenzó a derrumbar uno de los más antiguos y queridos cimientos de la civilización occidental: la lógica, al menos en el campo del arte y la literatura.

 

Después de servir durante la Primera Guerra en hospitales psiquiátricos, Breton se afincó en París donde la profundización en la obra de Freud y sobre todo en la escritura automática, incidieron en su formulación de la teoría surrealista. La escritura automática, o sea, la escritura libre de toda atadura de la razón o de principios morales o estéticos, lo lleva a encontrar una nueva estética que converge en todos los “ismos” que cubrieron el cielo de la plástica y la literatura de los comienzos del siglo 20: surrealismo, dadaísmo, futurismo, creacionismo…

 

Refiriéndose a los poemas de Bretón, Mónica J. De la Paz Múzquiz
afirma: “En mi opinión personal creo que no hay una interpretación general o acertada sobre el significado real de estos poemas, pues él mismo menciona que estas frases surgen de la mente para liberar el inconsciente y no presentan un orden específico. Creo que realmente sólo un psicoanalista podría definir el significado exacto de estas líneas, que sólo tendrían un significado en la mente del autor por provenir de su subconsciente y de sus experiencias muy personales.

 

Aunque para muchos esta técnica puede parecer aberrante o que de ninguna manera puede ser algo artístico, creo que si lo analizamos de manera más detallada tal vez podamos encontrar, que al utilizar esta técnica podríamos liberar ideas o sensaciones muy arraigadas y tal vez hechos olvidados de nuestra mente, siendo así esto como una canal de liberación de los pasajes más recónditos de nuestro ser y al estudiarlo después podríamos descubrir cosas de nosotros mismo que ni siquiera conocíamos o imaginábamos.”

 

Por otra parte, en la Primera Exposición Surrealista que se celebró en París en 1927 encontramos ya los nombres de pintores que revolucionarían la plástica mundial: Giorgio de Chirico, Max Ernst, Pablo Picasso, Paul Klee, a los que luego se adhirieron nombres como los de Salvador Dalí, Giacometti y René Magritte.

 

La producción surrealista se caracterizó por una vocación libertaria sin límites y la exaltación de los procesos oníricos, del humor corrosivo y de la pasión erótica, concebidos como armas de lucha contra la tradición cultural burguesa. Las ideas del grupo se expresaron a través de técnicas literarias, como la escritura automática, las provocaciones pictóricas y las ruidosas tomas de posición públicas, principalmente en la revista litterature. El acercamiento operado a fines de los años veinte con los comunistas produjo las primeras querellas y cismas en el movimiento. Escritores destacados son Paul Éluard, Tristan Tzara, Antonin Artaud, Pierre Naville…

 

“Bretón aportó a la humanidad distintas obras y conocimientos, nos atrajo por sus distintas actitudes a las que se dedicó y el empeño que le ponía a su trabajo. André Bretón murió en París, el 28 de septiembre de 1966; sus restos reposan en el cementerio de Batignolles, muy cerca de la tumba de su amigo Benjamín Péret. En su losa sepulcral hay una estrella de piedra y un epitafio en francés que reza así: “Je Cherche l´or du temps”, (“Yo busco el oro del tiempo”).”

Sus obras principales:

Los vasos comunicantes

Nadja

Manifiestos del surrealismo

Los campos magnéticos

 

Imagen: "Luna de miel de André Breton". Flickr

Etiquetas: , , , , , ,

22/09/2010 10:04 Jorge Gomez Arias #. LOS OLVIDADOS No hay comentarios. Comentar.

R. GÛIRALDES: entre la civilización y la barbarie

20091017162910-3103728679-558d9a3ed6-m.jpg

 

Buenos Aires, 13 de febrero de 1886-París, 8 de octubre de 1927

En las afueras del pueblo, a unas diez cuadras de la plaza céntrica, el puente viejo tiende su arco sobre el río, uniendo las quintas al campo tranquilo. Aquel día, como de costumbre, había yo venido a esconderme...

Es muy probable que muchos recordemos e, incluso, “evoquemos” estas líneas iniciales de aquella novela de juventud, “Don Segundo sombra”, que nos llevó por los caminos de los pagos, los reseros, las quintas y la pampa. La escribió un hombre, Ricardo Gûiraldes, aprendiz de abogado y arquitecto, viajero infatigable a Europa y quien, después de muchas vueltas, decidió sacar a la luz su obra y novelas.

El nombre de Gûiraldes está ligado a personajes como Horacio Quiroga y Jorge Luis Borges que se dieron a conocer en prestigiosas revistas de la época: Proa, Martín Fierro y Prisma. Ellos constituyeon en su momento la vanguardia de la literatura argentina. Esa vanguardia inscrita en movimientos como el creacionismo y el ultraísmo y que tuvieron quizás uno de sus máximos exponente en el chileno Vicente Huidobro. Precisamente, “El cencerro de cristal” -primer libro de poemas de Gûirldes- está bastante vinculado a las ideas renovadoras del bardo chileno. De modo que puede afirmarse que la obra lírica de Ricardo Güiraldes constituye el principal eslabón entre el modernismo y el vanguardismo de la década de 1920, en Argentina.

En su novela, "Don Segundo Sombra", Güiraldes nos entrega las esencias de esa idea que es don Segundo y en la que buscó proyectar el alma criolla argentina. Pese al realismo de las descripciones y a la espontaneidad de los diálogos, "Don Segundo Sombra" es el resultado de un estilista que emplea brillantes imágenes, manifestaciones de su gusto por el arte. En lo que hace relación al nacionalismo, las explicaciones nacen de interpretación inmediatas del texto. Valga decir, la idea del retorno a la tierra viene acompañada de una exaltación que se tiende a definir como argentina y tomándola como eje, el argentinismo. Gira en torno a lo argentino. Para algunos se trata de una propuesta a una juventud contemporánea, desorientada e inquieta, más que novela de los gauchos extinguidos.
Para otros, representa una vuelta salvadora al criollismo.

En medio de los debates con Faustino Sarmiento y sus argumentos de “civilización y barbarie” , podemos afirmar que Gûiraldes y su obra deciden quedarse en la “barbarie” entendida esta como la afirmación de lo autóctono, de lo criollo. Con ello el autor de “Rosaura” y “cuentos de muerte y sangre” no hace más que reafirmar la esencia de la novela y la literatura latinoamericanas y, así mismo, da paso a lo que será una de las grandes corriente de nuestra literatura. Aquella que le permite posicionarse dentro del escenario de la literatura universal

A pesa de ser él mismo un visitante frecuente de los círculos literarios europeos de su época, Ricardo Gûiraldes es uno de los abanderados de una literatura que encontró sus autónomas fuentes y estilos de expresión en sus gauchos, sus indios, sus palenqueros y sus campesinos. Literatura asociada a nombres tan formidables como Miguel Ángel Asturias, Gabriela Mistral, Pablo Neruda y Gabriel García Marquez para nobrar sólo los ganadores del Premio Nobel, aunque ellos no son sino las figuras más visibles de una gigantesca antología de obras y nombres como los de Ciro Alegría, Jorge Icaza, Horacio Quiroga, Jorge Zalamea, Miguel Hernández, Eduardo Caballero Calderón, Julio Cortázar y el inefable Jorge Luis Borges, para citar sólo algunos de los autores que han hecho de latinoamérica un sueño, una realidad y un objetivo literario.

(Imagen  tomada de Flickr)


 

 

 

 

Etiquetas: , , , ,

17/10/2009 10:29 Jorge Gómez A #. LOS OLVIDADOS Hay 2 comentarios.

INSOMNIO

20091003191006-1408214899-247a60ea71.jpg

Tú y tu desnudo sueño. No lo sabes.
Duermes.  No. No lo sabes. Yo en desvelo,
y tú, inocente, duermes bajo el cielo.
Tú por tu sueño, y por el mar las naves.

En cárceles de espacio, aéreas llaves
te me encierran, recluyen, roban. Hielo,
cristal de aire en mil hojas. No. No hay vuelo
que alce hasta ti las alas de mis aves.

Saber que duermes tú, cierta, segura
- cauce fiel de abandono, línea pura -,
tan cerca de mis brazos maniatados.

Qué pavorosa esclavitud de isleño,
yo, insomne, loco, en los acantilados,
las naves por el mar, tú por tu sueño.

(GERARDO DIEGO)

El autor de este poema naciò en Santander, España, un 3 de octubre de 1896. Diego fue quien elaboró una famosa Antología que dio a conocer a los escritores de la Generación del 27 cuyo ideal representa al alternar magníficamente la poesía tradicional y la vanguardista.

Dentro de su producción tradicional recurre frecuentemente al soneto, la décima y el romance. Por otra parte, el arte de vanguardia lo lleva a inclinarse por el creacionismo. En este son característicos la falta de puntuación, la disposición de los versos, los temas intrascendentes y las extraordinarias imágenes.

Gerardo Diego fue ganador del Premio Cervantes en 1979. Y desde 1947 fue mienbro de la Real Academia Española de la Lengua. Falleció en 1987

Imagen tomada de Flickr: "Mujer dormida" de Alegna2.

Etiquetas: , ,

03/10/2009 13:10 Jorge Gómez A. #. LOS OLVIDADOS Hay 1 comentario.

La paz del desierto...

20090915134629-paz-en-el-desierto.jpg

TÚ TIENES EL RELOJ, YO TENGO EL TIEMPO (Entrevista a un tuareg)

entrevista realizada por VÍCTOR-M. AMELA a MOUSSA AG ASSARID,

No sé mi edad: nací en el desierto del Sahara, sin papeles...!

Nací en un campamento nómada tuareg entre Tombuctú y Gao, al norte de
Mali. He sido pastor de los camellos, cabras, corderos y vacas de mi
padre. Hoy estudio Gestión en la Universidad Montpellier. Estoy
soltero. Defiendo a los pastores tuareg. Soy musulmán, sin fanatismo

- ¡Qué turbante tan hermoso...!

- Es una fina tela de algodón: permite tapar la cara en el desierto
cuando se levanta arena, y a la vez seguir viendo y respirando a su
través.

- Es de un azul bellísimo...

- A los tuareg nos llamaban los hombres azules por esto: la tela
destiñe algo y nuestra piel toma tintes azulados...

- ¿Cómo elaboran ese intenso azul añil?

- Con una planta llamada índigo, mezclada con otros pigmentos
naturales. El azul, para los tuareg, es el color del mundo.

- ¿Por qué?

- Es el color dominante: el del cielo, el techo de nuestra casa.

- ¿Quiénes son los tuareg?

- Tuareg significa "abandonados", porque somos un viejo pueblo nómada
del desierto, solitario, orgulloso: "Señores del Desierto", nos
llaman. Nuestra etnia es la amazigh (bereber), y nuestro alfabeto, el
tifinagh.

- ¿Cuántos son?

- Unos tres millones, y la mayoría todavía nómadas. Pero la población
decrece... "¡Hace falta que un pueblo desaparezca para que sepamos que
existía!", denunciaba una vez un sabio: yo lucho por preservar este
pueblo.

- ¿A qué se dedican?

- Pastoreamos rebaños de camellos, cabras, corderos, vacas y asnos en
un reino de infinito y de silencio...

- ¿De verdad tan silencioso es el desierto?

- Si estás a solas en aquel silencio, oyes el latido de tu propio
corazón. No hay mejor lugar para hallarse a uno mismo.

- ¿Qué recuerdos de su niñez en el desierto conserva con mayor nitidez?

- Me despierto con el sol. Ahí están las cabras de mi padre. Ellas nos
dan leche y carne, nosotros las llevamos a donde hay agua y hierba...
Así hizo mi bisabuelo, y mi abuelo, y mi padre... Y yo. ¡No había otra
cosa en el mundo más que eso, y yo era muy feliz en él!

- ¿Sí? No parece muy estimulante. ..

- Mucho. A los siete años ya te dejan alejarte del campamento, para lo
que te enseñan las cosas importantes: a olisquear el aire, escuchar,
aguzar la vista, orientarte por el sol y las estrellas... Y a dejarte
llevar por el camello, si te pierdes: te llevará a donde hay agua.

- Saber eso es valioso, sin duda...

- Allí todo es simple y profundo. Hay muy pocas cosas, ¡y cada una
tiene enorme valor!

- Entonces este mundo y aquél son muy diferentes, ¿no?

- Allí, cada pequeña cosa proporciona felicidad. Cada roce es valioso.
¡Sentimos una enorme alegría por el simple hecho de tocarnos, de estar
juntos! Allí nadie sueña con llegar a ser, ¡porque cada uno ya es!

- ¿Qué es lo que más le chocó en su primer viaje a Europa?

- Vi correr a la gente por el aeropuerto.. . ¡En el desierto sólo se
corre si viene una tormenta de arena! Me asusté, claro...

- Sólo iban a buscar las maletas, ja, ja...

- Sí, era eso. También vi carteles de chicas desnudas: ¿por qué esa
falta de respeto hacia la mujer?, me pregunté... Después, en el hotel
Ibis, vi el primer grifo de mi vida: vi correr el agua... y sentí
ganas de llorar.

- Qué abundancia, qué derroche, ¿no?

- ¡Todos los días de mi vida habían consistido en buscar agua! Cuando
veo las fuentes de adorno aquí y allá, aún sigo sintiendo dentro un
dolor tan inmenso...

- ¿Tanto como eso?

- Sí. A principios de los 90 hubo una gran sequía, murieron los
animales, caímos enfermos... Yo tendría unos doce años, y mi madre
murió... ¡Ella lo era todo para mí! Me contaba historias y me enseñó a
contarlas bien. Me enseñó a ser yo mismo.

- ¿Qué pasó con su familia?

- Convencí a mi padre de que me dejase ir a la escuela. Casi cada día
yo caminaba quince kilómetros. Hasta que el maestro me dejó una cama
para dormir, y una señora me daba de comer al pasar ante su casa...
Entendí: mi madre estaba ayudándome...

- ¿De dónde salió esa pasión por la escuela?

- De que un par de años antes había pasado por el campamento el rally
París-Dakar, y a una periodista se le cayó un libro de la mochila. Lo
recogí y se lo di. Me lo regaló y me habló de aquel libro: El
Principito. Y yo me prometí que un día sería capaz de leerlo...

- Y lo logró.

- Sí. Y así fue como logré una beca para estudiar en Francia.

- ¡Un tuareg en la universidad. ..!

- Ah, lo que más añoro aquí es la leche de camella... Y el fuego de
leña. Y caminar descalzo sobre la arena cálida. Y las estrellas: allí
las miramos cada noche, y cada estrella es distinta de otra, como es
distinta cada cabra... Aquí, por la noche, miráis la tele.

- Sí... ¿Qué es lo que peor le parece de aquí?

- Tenéis de todo, pero no os basta. Os quejáis. ¡En Francia se pasan
la vida quejándose! Os encadenáis de por vida a un banco, y hay ansia
de poseer, frenesí, prisa... En el desierto no hay atascos, ¿y sabe
por qué? ¡Porque allí nadie quiere adelantar a nadie!

- Reláteme un momento de felicidad intensa en su lejano desierto.

- Es cada día, dos horas antes de la puesta del sol: baja el calor, y
el frío no ha llegado, y hombres y animales regresan lentamente al
campamento y sus perfiles se recortan en un cielo rosa, azul, rojo,
amarillo, verde...

- Fascinante, desde luego...

- Es un momento mágico... Entramos todos en la tienda y hervimos té.
Sentados, en silencio, escuchamos el hervor... La calma nos invade a
todos: los latidos del corazón se acompasan al pot-pot del hervor...

- Qué paz...

- Aquí tenéis reloj, allí tenemos tiempo

 

15/09/2009 07:49 Griselda N.Zabala #. LOS OLVIDADOS Hay 1 comentario.

WILLIAM FAULKNER,

20090620184113-202147139-15c8103723-m.jpg

   De pronto muy pocos, o quizás ninguno de aquellos llamados escritores del boom latinoamericano recuerde el nombre de este autor que, a lo mejor, nutrió a muchos de ellos.

   Bueno, y qué le deben los escritores latinoamericanos a Faulkner, se preguntarán ahora los jóvenes estudiosos de la literatura. Pues el autor norteamericano es conocido por su uso de técnicas literarias innovadoras, como el monólogo interior, la inclusión de múltiples narradores o puntos de vista y los saltos en el tiempo dentro de la narración. El carácter típico sureño, fue una constante, y  junto a la atemporalidad de sus temas, marcarán la base de todas sus recreaciones literarias.

   “Cuando William Faulkner publicó, en 1926, su primera novela, "Soldier’s Pay" (La paga del soldado), nadie podía haber sospechado que el fantasma de la novela gótica hacía su aparición para dejar el testimonio de un nuevo punto de vista, portentosamente macabro, sobre la desintegración contemporánea", escribió Alfred Kazin en su libro "On Native Grounds"(En tierras nativas), definiendo la posición de este escritor en la literatura norteamericana. Faulkner representa, en efecto, el caso de una sensibilidad aguzada, en un periodo de desmoralización e incertidumbre. El tema de sus novelas es la decadencia de la sociedad sureña de los Estados Unidos después de la guerra civil, pero proyectado hacia el problema universal del individuo y su irremediable soledad. Este es el alcance más amplio de su obra, que le valió, en 1950, el Premio Nobel de Literatura, fundamentado en "su contribución a la novela norteamericana" y que compartió con Bertrand Russell.”[1]

   Entre sus obras principales se encuentran Sartoris (1929), Mientras agonizo (1930), Luz de agosto (1932), ¡Absalom, Absalom! (1936), Los invictos (1938), El villorrio (1940), Desciende Moisés (1942), Intruso en el polvo (1948), Una fábula (1954, Premio Pulitzer de 1955), La ciudad (1957), La mansión (1959) y Los rateros (1962), también ganadora de un Premio.

   Cuando en 1950 William Faulkner se registró en un hotel en Estocolmo para recibir el premio Nobel de literatura declaró ser de profesión agricultor. Hay pocas obras tan influyentes como la de este novelista norteamericano que nunca terminó el High School, y que toda su vida escribió y vivió en una remota provincia.[2]

   Faulkner nació en New Albany, estado de Mississippi (25 de septieembre de 1897), aunque se crió en las cercanías de Oxford (Mississippi). Falleció en Oxford, el 6 de julio de 1962, después de una agitada y creativa vida en la que desempeñó disímiles oficios como pintor de techos, cartero, soldado y granjero.



[1] http://www.avizora.com/publicaciones/biografias/textos/william_faulkner_0022.htm

[2] CHANOVE, Oswaldo. http://www.geocities.com/ochanove/faulkner.htm

Fotografia tomada de flickr por de Bridgman Pottery

Etiquetas: , , , , , , ,

El pueblo de las luces

20090207211348-2986685910-6a9e13047a-m-pueblo-de-las-luces.jpg

"La esperanza de convertir viejas quimeras en realidad que traían los conquistadores del nuevo mundo, y las tradiciones orales de los indígenas captadas por los jesuítas en las reducciones misioneras, reavivaron la utopía de los aventureros europeos de encontrar la famosa "Fuente de Juvencia". Así al oir hablar sobre el Tava Jhendi (el pueblo de las luces) se internan en lo más intrincado de las selvas misioneras." 

Este es el texto que aparece en la contraportada del libro de Eduardo Ranea quien, con un estilo dinámico y familiar, nos lleva por caminos de intriga, misterio y ensueño en las selvas del Sur de América. Con Ranea se revive un género literario que, con la progresiva desrruralización y el urbanismo crecientes, ha desaparecido casi que completamente. Esta obra fue editada en 1994 y pertenece, como hemos dicho, a esa tradición literaria tan querida por autores como Jorge Icaza, Horacio Quiroga o Ciro Alegria, sin olvidar, por supuesto, al inefable Miguel Ángel Asturias.

Sin embargo, de Ranea, además de este entretenido y bien logrado texto, no sabemos nada.

Si alguien nos quisiera contar sobre su vida y su obra, sería bienvenido en estas humildes páginas.

Imagen tomada de Fickr

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

07/02/2009 15:41 Jorge E. Gómez A. #. LOS OLVIDADOS No hay comentarios. Comentar.

Danza, arte, expresión...

20080422193508-duncan-1-.jpg

Isadora Duncan

San Francisco, 1878 - Niza, 1927) Bailarina norteamericana. Hija de un matrimonio desunido y finalmente divorciado, su instinto la inclinó hacia el baile desde niña. En su autobiografía, titulada Mi vida, escribió: "Nací a la orilla del mar. Mi primera idea del movimiento y de la danza me ha venido seguramente del ritmo de las olas..." A los diez años abandonó la escuela para dedicarse a su pasión y a los diecisiete se dirigió a Nueva York, donde se incorporó a la compañía de Agustin Daly.
Los éxitos comenzaron a llegar de forma inmediata. Con un estilo basado en la danza de la Antigua Grecia, dio una serie de recitales en Londres que despertaron el entusiasmo hacia su persona. La prensa declaraba: "En esta época actual de elaboración y artificialidad, el arte de la señorita Duncan es como un soplo de aire puro procedente de la parte más alta de una montaña poblada de pinos, refrescante como el ozono, bello y verdadero como el cielo azul, natural y genuino. Es una imagen de belleza, alegría y abandono, tal como debió ser cuando el mundo era joven y hombres y mujeres bailaban al sol movidos por la simple felicidad de existir."

Efectivamente, Isadora Duncan afirmaba que el baile debía ser una prolongación de los movimientos naturales del cuerpo, que ella consideraba hermosos y bastante más bellos que los que efectuaban los bailarines clásicos, a los que tildaba de forzados y antinaturales; por ello, se negaba a constreñir los pies en las zapatillas de baile. Sentía una admiración estética por la belleza del cuerpo humano, influida por los cánones de las estatuas y pinturas de la Grecia clásica. Su método coreográfico era una especie de filosofía basada en el convencimiento de que el baile ponía al individuo en comunicación armónica con el ritmo intrínseco de la naturaleza y los cuerpos celestes.
Para Isadora, era el amor a la naturaleza y a la vida lo que había de transmitirse a través del movimiento, siguiendo el ejemplo de las nubes, el mar o las copas de los árboles mecidas por el viento. Enemiga del ballet, al que consideraba un género falso y absurdo, manifestó que la danza debe establecer una armonía calurosa entre los seres y la vida y no ser tan sólo una diversión agradable y frívola. Danzaba descalza, con una simple túnica griega de seda transparente sobre su cuerpo desnudo, como una sacerdotisa pagana transportada por el ritmo. Hoy es considerada la iniciadora de la modern dance norteamericana y su figura es evocada con fervor en todos los escenarios del mundo.
... el miércoles l4 de septiembre de 1927, decidió tomarse un respiro y dar un paseo en su Bugatti. El dramático accidente tuvo lugar cuando el automóvil recorría veloz la Promenade des Anglais: su largo chal rojo, el mismo que había agitado ante la multitud que la esperaba a su regreso de la Unión Soviética, se enredó en los radios de una de las ruedas posteriores del automóvil; Isadora no pudo liberarse del abrazo homicida y murió estrangulada. Ni siquiera ella hubiera podido imaginar un final más acorde con su existencia extravagante y romántica.

Si deseas leer mas de esta biografia, como la muerte de sus hijos y mas de su obra,ingresa a:
www.biografiasyvidas.com/biografia/d/duncan.htm
    
    
    

22/04/2008 13:36 Griselda Zabala #. LOS OLVIDADOS No hay comentarios. Comentar.

Desde Colombia : Historias de vida

20080319145616-ndo0012g-1-.jpg

Recorrido vital de Arnulfo Antonio

A veces un monólogo de sueños y de días idos, tantos como se pueden acumular durante 97 años de trasegar

constante, llenan el espacio en que se mueve Arnulfo Antonio Betancur Correa. Después salpica a todos con el

encanto de historias y carcajadas, resumen de una vida que se resiste a marchitarse

A esta altura del recorrido ya el camino es una trocha que se pierde en el cañaduzal y sólo el agudo sentido de

orientación del campesino permite alcanzar el objetivo. De arriba se ve la choza, construcción enclenque que,

con hojas de iraca, reta el inclemente tiempo de estos días. Algunas varas recién cortadas sirven para colgar

cualquier cosa y darle orden aparente a la vivienda de don Arnulfo Antonio Betancur Correa, un anciano de

rostro moreno que sonríe al descubrir sus inusuales visitantes.

Se marchita el día. Los maizales cargan el chócolo en flor, casi listo para el consumo. “Si quieren llevan, bien

puedan”, dice el viejo y enseña tres dientes solitarios en la geografía de su boca. No resiste más emoción,

cuando toma una guitarra y comienza a entonar melodías de hace tiempo, de cuando estaba muchacho y se

iba revolver tapetusa con alegrías y placeres en El Cielo, que era la zona de tolerancia de Ituango, el pueblo

donde se hizo hombre.

De esas historias quedaron muchas mujeres, doce hijos propios y 18 que ayudó a levantar, como que su

voluntad no se arredró nunca ante la necesidad del semejante. Para ello tenía las manos y mucha vocación de

entrega; eso era suficiente.

Cerca del Nechí


Don Arnulfo Antonio es un lugar común en el paisaje de la carretera que de Campamento desciende hasta la

ribera del Río Nechí, algunos kilómetros antes de llegar a Anorí. Es una zona de clima caliente, en el que la

caña de azúcar, el café, la yuca y el maíz representan la base de la economía.
 
Muchas veces prefiere don Arnulfo Antonio quedarse en la soledad de su rancho. Desde allí ve pasar el día

mientras llega la noche con su mensaje de estrellas.
 

Recuerdos brumosos


Tararea una canción que le despierta recuerdos. Nació en una vereda de Toledo y de ocho años se lo llevaron

para Ituango. Allí se terminó de levantar, aprendió los deicios del campo y también entendió la realidad que lo

rodeaba. Era una región tranquila, en la que la monotonía del trabajo en la hacienda de alguno de los ricos del

pueblo se rompía el fin de semana para ir a mercar, tomar guarapo, emborracharse y ver mujeres. Después

volvería la rutina.


Vemos que:
 
El fardo de yuca todavía está para sembrar. Pero ya hay chócolo listo para coger. El viejo está contento con el

fruto de su esfuerzo.

Dice:
• Fui a la escuela un año; a la berraca, medio aprendí a leer y a escribir. Conocí, en Ituango, al padre Julio

Tamayo, el padre Luis Carlos Cano, que nos dió la primera comunión a nosotros.
En forma de canto.

Aprendió a tocar guitarra, viendo. Después se ponía a zurrunguiar, nos cuenta

- Yo tocaba en Ituango, de muchacho, en El Cielo, en Batea Mojada, en el Alto de Marceliano, en La Trilladora,

en Guacharaquero, en La Alsacia-

“Mañana me voy de aquí/

pa’tierras que no conozco/

sólo te encargo bien mío/

no cambiés mi amor por otro/ no cambiés mi amor por otro/.

Amigos y compañeros/ tengan lástima de mí/

que se me fue de la mano/

la paloma que cogí/ la paloma que cogí”.

Retoma la conversación sin dejar de hacer sonar las cuerdas. Ya se muere el día. Yace en el fogón de leña la

ceniza todavía humeante. De tres palos cruzados cuelga la olla rechinada de recibir candela, con algunos

granos de arroz dentro.

-Quiero vivir mucho tiempo y después morirme en un lugar solitario. Le dije a un amigo que me trajera una barra

de Yarumal para hacer el hueco al lado del rancho y que nadie me mueva de ahí-.

Una sombra cansada


Con la noche encima, camina aferrado a un bordón improvisado de una vara que encontró cuando empezó a

subir la falda que lleva a la casa de don Guillermo Ortiz, a un lado de la carretera. Deja la trocha, el maizal, se

mete en el sembrado de caña, sin detenerse y sin dejar de hablar.
Está cansado, se siente enfermo y un poco triste por el entable que, según parece, tendrá que dejar después

de haber dejado allí todo su esfuerzo de 97 años. Si llega un momento en el que no haya para dónde coger, se

irá para Ituango.

 

Susurros de guitarra

“Por tu hermosura lloran las flores/

y las estrellas se ven brillar/

así la luna tiende sus luces/

por eso siempre/

te voy a adorar/.

Ya no tiene la guitarra y con el bastón simula que zurrunguea. La conversación sigue. -Yo nací el 19 de febrero

de 1902, un miércoles, faltando 22 minutos para las 2:00 de la tarde, en la vereda La Paila, más allá de Toledo.

Mi papá se llamaba Juan Lorenzo Correa y mi mamá María Roselina Betancur, ellos no fueron casados; a mí

me titulan Correa los amigos, porque les gusta; de Yarumal pa’llá me dicen es Correita; aquí fue donde me

bautizaron Abuelo.

La noche es un manto negro y el ambiente se llena con el canto de los grillos. La voz del viejo interrumpe el

concierto para hacer su propia melodía:

“Un mudo le dijo a un ciego/

mira la araña que va/

el ciego le contestó/ veo los pasos que da/

veo los pasos que da/

Me puse a lavar un negro/ y a ver qué color cogía/

mientras más agua le echaba más negrito se ponía/ más negrito se ponía”.

La última vez que estuvo en Medellín fue hace tres años. Estuvo visitando a Jesús Andrés, uno de sus hijos,

que vive en Santo Domingo. No se amañó porque cómo es eso de que uno tenga que vivir a puerta cerrada.

 La  familia


Sólo se casó una vez, con Carmen Emilia Herrera. Se marchó el día en que ella quiso mandarlo.

Los hijos tienen nombres repetidos: Arnulfo y Arnulfo, Manuel y Manuel, los segundos remplazaron a los

primeros, porque en todo capricho de cada mujer tiene que tener el nombre del marido, del patrón, de un amigo,

y si se muere lo remplaza con el otro que viene.

 Los otros hijos están por ahí regados: Luis Ángel, Miguel Ángel, Marina, Norelia, Leticia, Margarita y Lucila.

Prefiere estar solo, como solo quiere morirse. A un lado del rancho, si antes no tiene que salir, quiere hacer un

hueco en el que descansará por siempre.

Fiestas y estrellas


Ama la fiesta. Cuando puede empuña un tiple o una guitarra. Si alguna vez lloró fue de rabia, no de miedo o de

tristeza porque le hace el quite a los problemas, mientras busca la solución para salir de ellos.

Cuajó la noche y don Arnulfo acosa para regresar a su cambuche, un lugar a medio hacer, donde lo esperan su

cama y el sonido del viento. Las frases brotan con la misma fuerza del comienzo.

Al tiempo de comer y de acostarse tiene una oración. Con ella despide el día y agradece el beneficio del

sustento: “Gracias te doy Señor, bendigo tu gran poder, habéis querido Señor, dejárnos anochecer, así te pido

Señor, nos dejes amanecer, con tu infinito poder, en el nombre de Dios y María Santísima”.

Después canta en latín apartes de una misa antigua, de esas que ya no se ven y que recuerda, nostálgico. Se

pierde luego en divagaciones sobre su regreso a Ituango, sobre la roza de maíz que tiene en su pequeño

entable, de las noticias sobre una paz esquiva, de los recuerdos que se meten por la noche al rancho y dejan

algunos resquicios por entre los que se cuela a la luz de las estrellas.

Por HERIBERTO GALLO MACHADO. Medellín "El Colombiano"

19/03/2008 08:57 Griselda N.Zabala #. LOS OLVIDADOS No hay comentarios. Comentar.

NOCTURNO PRIMERO DE MEDELLÍN

20080212191739-medellin-de-noche.jpg

(Fragmento)

 Cuando las sombras fluyen bajo la luz eterna

del crepúsculo, y vuelan en argentinos haces

de lo alto de las torres, alígeras, fugaces,

los himnos concertados "ad incensum lucerna",

 >

oigo, cual si brotaran de lúgubre cisterna,

vocablos inarmónicos, llamamientos vivaces

a que nadie responde, y epítetos procaces

como rojizos lampos de la pasión interna...

>

Y no comprendo nada. Golpean en mis oidos

palabras errabundas -"rumores sin sentido

de atropelladas olas en túrbida marea"-.

>

y el corazón demanda, desde su cárcel roja

un inspirado intérprete que el tumulto recoja

y dé a las voces múltiples un ritmo y una idea...

                      PORFIRIO BARBA-JACOB

Etiquetas: , , ,

12/02/2008 13:18 Contertulios #. LOS OLVIDADOS Hay 1 comentario.

RAMÓN DEL VALLE-INCLÁN: ENTRE LA HISTORIA Y LA LEYENDA

20080202164355-150px-valle-inclan.jpg

Con su pinta de hippie y sus barbas de chivo -como las llamara Rubén Darío-, Don Ramón del Valle-Inclán se presenta como un personaje extraño o, al menos, distinto a todos los demás miembros de su generación literaria. Parece haber sido un hombre de carácter pendenciero, pues hasta un brazo perdió en una riña y algunos empleos le duraban poco por sus desavenencias con sus jefes. Igualmente parece haber llevado una vida errante y de grandes carencias o dificultades económicas, quizás por su misma tendencia a alejarse de todo lo que fuera literatura comercial o burguesa y sus ánimos de innovador. Ahondando en su biografía, bien podríamos decir que Don Ramón fue una ficción hecha realidad (con el perdón de la Asociación Cultural Amigos de Valle-Inclán)

Todo lo anterior no disminuye nuestra admiración por el poeta andariego y buscabullas. El autor de Tirano Banderas ha dejado para la memoria de los hombres una vasta producción literaria que, si bien parece un poco opacada por los demás autores de la Generación del 98, no deja de traslucir una hermosa y cuidada prosa poética. Y su creación del género de los esperpentos intenta retratar al ser humano en todo lo que tiene de irracional e instintivo.

Don Ramón José Simón Valle Peña, quien fuera conocido como Ramón María del Valle-Inclán (y Montenegro) (1866-1936), fue autor dramático, poeta y novelista español, formó parte de la corriente denominada Modernismo en España y próximo, ante todo en sus obras finales, al alma de la Generación del 98; es considerado uno de los autores clave de la literatura española del siglo XX.

Dentro de sus aportes al Modernismo, sus obras más importantes son las SonatasSonata de Otoño (1902), Sonata de Estío (1903), Sonata de Primavera (1904) En el campo del teatro se destacan Luces de bohemia (1920 y 1924) y el volumen titulado Martes de carnaval (1930) La obra poética de Valle-Inclán está reunida en la trilogía Claves líricas (1930), formada por Aromas de leyenda, El pasajero y La pipa de Kif.
imagen: wikipedia

Etiquetas: , , ,

02/02/2008 10:44 Jorge E. Gómez A. #. LOS OLVIDADOS No hay comentarios. Comentar.

Sonata de primavera (Memorias del Marqués de Bradomi)

20080202163111-450974-d1b38-wikimedia-commons.jpg

Fragmento

(Ramón del Valle-Inclán)

Anochecía cuando la silla de posta traspuso la Puerta Salaria y comenzamos a cruzar la campiña llena de misterio y de rumores lejanos. Era la campiña clásica de las vides y de los olivos, con sus acueductos ruinosos, y sus colinas que tienen la graciosa ondulación de los senos femeninos. La silla de posta caminaba por una vieja calzada: Las mulas del tiro sacudían pesadamente las colleras, y el golpe alegre y desigual de los cascabeles despertaba un eco en los floridos olivares. Antiguos sepulcros orillaban el camino y mustios cipreses dejaban caer sobre ellos su sombra venerable. La silla de posta seguía siempre la vieja calzada, y mis ojos fatigados de mirar en la noche, se cerraban con sueño. Al fin quedéme dormido, y no desperté hasta cerca del amanecer, cuando la luna, ya muy pálida, se desvanecía en el cielo. Poco después, todavía entumecido por la quietud y el frío de la noche, comencé a oír el canto de madrugueros gallos, y el murmullo bullente de un arroyo que parecía despertarse con el sol. A lo lejos, almenados muros se destacaban negros y sombríos sobre celajes de frío azul. Era la vieja, la noble, la piadosa ciudad de Ligura.

Entramos por la Puerta Lorenciana. La silla de posta caminaba lentamente, y el cascabeleo de las mulas hallaba un eco burlón, casi sacrílego, en las calles desiertas donde crecía la yerba. Tres viejas, que parecían tres sombras esperaban acurrucadas a la puerta de una iglesia todavía cerrada, pero otras campanas distantes ya tocaban a la misa de alba. La silla de posta seguía una calle de huertos, de caserones y de conventos, una calle antigua, enlosada y resonante. Bajo los aleros sombríos revoloteaban los gorriones, y en el fondo de la calle el farol de una hornacina agonizaba. El tardo paso de las mulas me dejó vislumbrar una Madona: Sostenía al Niño en el regazo, y el Niño, riente y desnudo, tendía los brazos para alcanzar un pez que los dedos virginales de la madre le mostraban en alto, como en un juego cándido y celeste. La silla de posta se detuvo. Estábamos a las puertas del Colegio Clementino.

Ocurría esto en los felices tiempos del Papa-Rey, y el Colegio Clementino conservaba todas sus premáticas, sus fueros y sus rentas. Todavía era retiro de ilustres varones, todavía se le llamaba noble archivo de las ciencias. El rectorado ejercíalo desde hacía muchos años un ilustre prelado: Monseñor Estefano Gaetani, obispo de Betulia, de la familia de los PríncipesGaetani. Para aquel varón, lleno de evangélicas virtudes y de ciencia teológica, llevaba yo el capelo cardenalicio. Su Santidad había querido honrar mis juveniles años, eligiéndome entre sus guardias nobles, para tan alta misión. Yo soy Bibiena di Rienzo, por la línea de mi abuela paterna. Julia Aldegrina, hija del Príncipe Máximo de Bibiena que murió en 1770, envenenado por la famosa comedianta Simoneta la Cortticelli, que tiene un largo capítulo en las Memorias del Caballero de Seingalt.

 

Imagen: Wikimedia common 

Etiquetas: , ,

02/02/2008 10:32 Jorge E. Gómez A. #. LOS OLVIDADOS No hay comentarios. Comentar.

Pueblos originarios de Argentina

20071206030140-14-1-.jpg

Viven o malviven en este, mi país, más de 500.000 aborígenes. Ellos luchan por mantener la esencia de su ser sin adoptar la lógica de la explotación y el usufructo. Siguen luchando para vivir en el entorno natural que los vió nacer. Ellos siempre han convivido con su entorno sin destruirlo. En este momento pelean para seguir viviendo de esa forma.

El pensamiento del aborígen es poner al hombre como un ser mas, junto a los otros seres que existen en la naturaleza. En cambio, el pensamiento occidental determina que el hombre es el centro de la naturaleza y que debe dominar todas las cosas y a todos los seres.

Ellos eran los dueños de la tierra donde habitaban a quién llamaban "Abya-yala" y a quién los españoles denominaron: "América".

En la actualidad, los que habitan en las provincias de Misiones y Chaco, estan sumidos en la pobreza, viven en total indigencia, con altos grados de desnutrición. Hacinados en precarias viviendas, han sido despojados de sus tierras, por no tener "documentos", que acrediten su propiedad.

Nadie se acuerda de ellos, ningún gobierno crea leyes para protegerlos, conservarlos, valorarlos...ellon son: Los olvidados.

Sin embargo, no pierden sus ideales.En el año 2004 en un Congreso sobre la tierra, se manifestaban diciendo así:

"Los pueblos originarios, somos hijos de la tierra, que para nosotros es sagrada, por eso afirmamos que no somos dueños de la tierra, sino parte de ella, que no la queremos para explotarla sino para convivir con ella, para trabajar cuidando la naturaleza con un desarrollo equilibrado para el bienestar de la humanidad. El aborigen sin tierra, no es aborigen".

Paradoja:

Hoy los titulares de los periódicos del mundo, hacen mención del hallazgo en España de piezas de arte precolombino, de inestimable valor; pertenecientes a Peru, y posiblemente también a El Salvador y Argentina.

El gobierno argentino, ha enviado al gobierno español, peticiones formales para recuperar alguna pieza que consideran pertenecen a su patrimonio.

Reflexión:

Que bueno sería que con la misma premura y valoración se atendiera el clamor del pueblo aborígen, justamente para que dejen de ser:" Los olvidados".

05/12/2007 21:05 Griselda Zabala #. LOS OLVIDADOS Hay 1 comentario.

BERTOLT BRECHT: ENTRE LA TRADICIÓN Y LA INNOVACIÓN

20071204002701-brecht3.jpg

Es quizás una de las figuras más relevantes del teatro del siglo XX por las innovaciones que introdujo en la puesta en escena y la temática teatrales. Aunque su obra es de carácter social, la manera de presentarla no se ciñe a los cánones del teatro expresionista y realista que pregonaban los rusos en la época del comunismo soviético. Con una teoría de técnica dramática conocida como teatro épico, Brecht hace un teatro de profundo contenido social, pero lo hace a su manera. La crítica inclemente al capitalismo y su inquietud por la justicia fueron temas primordiales de sus obras (La ópera de los tres centavos, Madre Coraje y sus hijos)

“Su versátil empleo de la lengua y de las formas poéticas -lenguaje clásico mezclado con el habla del hombre de la calle, versos libres e irregulares- lo dirigió a sacudir la conciencia del público y a llevarlo de una pasividad acrítica a la reflexión y, esperanzadamente, a la acción. Rechazando los métodos del teatro realista tradicional, prefería una forma narrativa más libre en la que usaba mecanismos de distanciamiento tales como los apartes y las máscaras para evitar que el espectador se identificara con los personajes de la escena. Brecht consideraba esta técnica de alienación, la -distanciación-, como esencial para el proceso de aprendizaje del público, dado que eso reducía su respuesta emocional y, por el contrario, le obligaba a pensar.”

Brecht había nacido el 10 de febrero de 1898 en Augsburgo (Baviera). A causa de su oposición al gobierno de Hitler, se vio forzado a huir de Alemania en 1933, viviendo primero en Escandinavia y estableciéndose finalmente en California en 1941. Finalmente, en 1948, Brecht volvió a Alemania, se estableció en Berlín Este y fundó su propia compañía teatral, el Berliner Ensemble.

Murió el 14 de agosto de 1956 en Berlín, dejando una obra controvertida por su pesimismo moral, pero enriquecida, además, por su producción poética.

Otras de sus obras principales son La vida de Galileo Galilei y El círculo de tiza caucasiano

Fuente: http://www.epdlp.com/escritor.php?id

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

03/12/2007 18:29 Jorge E. Gómez A. #. LOS OLVIDADOS No hay comentarios. Comentar.

De TORTUGUITAS, BUENOS AIRES, ARGENTINA

20071118045814-img00-3.jpg

Nilda Caceres

Paisajista, realista.

Esta plástica tiene 75 años de edad, vive en un pueblito del área metropolitana de la Ciudad de Buenos Aires, llamado Tortuguitas. Exactamente a 40 km. de la Capital Federal.

Comenzó su actividad artística a muy temprana edad, y aunque los avatares de la vida la han ocupado en otras tareas como trabajar, criar sus cuatro hijos (Dos mujeres y dos varones), nunca dejó de pintar...Es soñadora, luchadora, aunque tenga que nadar contra la corriente las aguas no la asustan.

Nos cuenta que es comunicativa, le gusta charlar,también las plantas, la música clásica, disfrutar de sus nietos...y de poder seguir pintando!. Se crió en una zona rural, donde la vista se perdía en el campo abierto, también ha viajado por su país y ,claro, todas esas imágenes las ha ido trasladando a sus pinturas.

Etiquetas: ,

17/11/2007 23:01 Contertulios #. LOS OLVIDADOS No hay comentarios. Comentar.

HISTORIA DEL CAFE TORTONI

20071117031619-tortoni01-1-.jpg

El café Tortoni, uno de los más tradicionales de la ciudad, fue abierto en el año 1858. Su dueño de entonces, un francés de apellido Tuan, le dio el nombre de un célebre café parisino. Originalmente funcionó en un local de la esquina de Rivadavia y Esmeralda, hasta que se traslado al sitio actual en 1880 con ingreso por Rivadavia. Al abrirse la Avenida de Mayo en 1893, su entrada principal se trasladó allí. La fachada sobre la avenida fue realizada por el arquitecto noruego Alejandro Christophersen, quién realizó diversos trabajos sobre esta avenida. El dueño del café era ya otro francés llamado Pedro Curuchet. Aquí se inició entre los bares porteños la costumbre de colocar mesas y sillas sobre la vereda. Varios poemas, escritos y hasta un tango se le han dedicado por autores como Eladia Blasquez y Baldomero Fernandez Moreno.El café conserva actualmente una cuidada ambientación con elementos de sus primeros tiempos, fotografías, retratos y pinturas, recuerdos en vitrinas, una sala de pool, una biblioteca y un salón en el subsuelo en donde se realizan semanalmente espectáculos de tango y jazz. Desde allí se transmite un programa de radio. en el primer piso del mismo edificio tiene su sede la Academia Nacional de Tango.

Dirección: Av. de Mayo 825/829- T:E: 54-011-4342-4328

Extraído del Diario Clarín.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

16/11/2007 21:27 Contertulios #. LOS OLVIDADOS Hay 1 comentario.

DICCIONARIO LUNFARDO

 LUNFARDO:

Jerga que originariamente empleaba, en la ciudad de Buenos Aires y sus alrededores, la gente de mal vivir.En parte, se difundió posteriormente por las demás clases sociales y por el resto del país.

Paicas: Querida del compadrito, amante, concubina, mujer, muchacha,mujer perteneciente a un rufián.

Minusa: despectivo de Mina.

Musa: Apoc. de Musarela, segunda acepción.

Musarela: queso fresco de origen italiano//lunf. persona callada, silenciosa.

Rantifusas:Despectivo de Rante//atorrante, haragan,vago, pobre, poco afecto al trabajo.

Esplín: Haraganería, holganza, tedio, melancolía aburrimiento, humor sombrío.

16/11/2007 20:57 Contertulios #. LOS OLVIDADOS No hay comentarios. Comentar.

ACLAREMOS, pero que no oscurezca...

En este espacio la redacción intentó rescatar, los grandes poetas, pintores, músicos olvidados, en un modo de decir.En realidad es invitar y darles todo el espacio que se merecen para expresarse y de ese modo, hacernos sentir bellas sensaciones.

Como sabemos, a veces no "triunfan" los buenos, los que lo merecen, se imponen las modas en este mundo de consumo masivo.Pero nosotros, las pequeñas minorías, luchemos por hacer conocer la voz del arte en todas sus expresiones.

Aquí va otro trabajo de Eduardo Ranea y su página web.

Es un tema tanguero, un modo de hablar: El lunfardo.

LUNFARDIA

Café Tortoni

Refugio de taepos nocturales

que con feca atraían a las musas

inspirando sus versos , rantifusas,

culpables del esplín y de sus males.

En el FECA TORTONI,y a raudales

cantandole a los paicas y minusas,

brotaban las cuartetas con las fusas,

alumbrando en un tango de arrabales.

Hoy como ayer sos feca de lumbreras,

de troesmas de música y de rima

que llenan servilletas con quimeras.

Que jamás tu existencia quede trunca,

ni el alma de inmortales que te anima.

¡FECA TORTONI, no te mueras nunca!

Eduardo Ranea de San Vicente, Santa Fe, obtuvo mención especial en el certamen que el círculo de poetas lunfardos convocó con motivo del aniversario del café Tortoni.

La página web, puedes buscarla en Google, solo poniendo su nombre.

Griselda Zabala

16/11/2007 20:29 Contertulios #. LOS OLVIDADOS No hay comentarios. Comentar.

LOS OLVIDADOS

20071030114340-gestione1bibliotecaria.jpg

 

 

EDARDO RANEA

DÁSELAS AL VIENTO...

Sale al aire mi poesía
cual mariposas al viento
para darme la alegría
de un nuevo amigo que encuentro

Si tu alma, en este día,
no esta para tu contento
ni te gusta la poesía
tirala de nuevo al viento

que el viento con su porfía
de llegar a amigo nuevo
tal vez le dará alegría
a otro ser, que es su deseo

El amor y la poesía
no van en pos de dinero,
van buscando la alegría
dando su alma por entero

Si no te gusta, en seguida
tiralas de nuevo al viento
que el aire, libre y sin prisa,
dará al que guste de versos.

DESTINOS

Ella gustaba de luces,
risas, baile, aturdimiento...
yo amaba noches de luna,
de amor tranquilo, sereno
Ella era día, yo noche...
No pudimos entendernos

Ella jugaba al amor
sin mucho convencimiento
Yo al amar daba mi alma,
mi corazón mas sincero
Yo era beso.Ella era risa...
No pudimos entendernos.

Ella libaba el amor
cual mariposa de besos...
Yo me enraizaba en cariño
cual viejo tronco sediento...
Ella era viento.Yo árbol quieto.
No pudimos entendernos.

El viento no se detuvo
hiriendo al árbol de lleno
Paso buscando horizontes,
sin importarle el encuentro.
Ella siguió su camino.
Yo sigo escribiendo versos.
Pero estos tienen lamentos
de ramas que quiebra el viento!

Eduardo Ranea

Etiquetas: , , , ,

30/10/2007 05:52 Contertulios #. LOS OLVIDADOS No hay comentarios. Comentar.